martes, junio 30, 2009

JONESY

Les presento a mi gato. Su nombre es un homenaje a uno de los mininos más famosos de la historia del cine. ¿A que es guapo?

Ripley: Final report of the commercial starship Nostromo, third officer reporting. The other members of the crew, Kane, Lambert, Parker, Brett, Ash and Captain Dallas, are dead. Cargo and ship destroyed. I should reach the frontier in about six weeks. With a little luck, the network will pick me up. This is Ripley, last survivor of the Nostromo, signing off. [to Jonesy the cat]
Ripley: Come on, cat.

lunes, junio 29, 2009

El Génesis de Crumb

Conocí tarde a Crumb. Fue leyendo la edición de bolsillo del último libro de Bukowski. Ahí estaban sus dibujos, que ligaban extraordinariamente con el hartazgo cotidiano del autor de ‘Factotum’. Bukowski con sus gatos en un jacuzzi, ante su Mac, malfollándose a una señora, intentando arrancar su coche… dibujos de enorme personalidad. Más tarde me enteré de lo que significó la colección 'American Splendor' gracias al film indie del mismo título, con mi querido Paul Giamatti como uno de esos perdedores que sabe bordar.

Hace unos días NAPALM me bajó de la Mula el documental Crumb, producido por David Lynch y dirigido sin remilgos por Terry Zwigoff, amigo del dibujante. Este trabajo bucea en la difícil infancia y adolescencia de Crumb, en sus obsesiones sexuales, en sus derrotados hermanos, en su inusual familia y en sus parejas. Pregunta a editores, a críticos (lo han comparado con escritores satíricos como Rabelais o Swift) o a feministas (lo han tachado de pornógrafo, misógino, degradante e inmaduro).

El documental también acompaña a Crumb por las calles del San Francisco de los noventa. Crumb, que acabó emigrando al sur de Francia (a Sauve, un pueblo de la región de Languedoc-Rousillon) dibuja una Norteamérica instalada en la locura consumista, un país absurdo, invadido por una fealdad insoportable. No se diferencia demasiado al nuestro. Dice Crumb: “Toda la cultura está unificada en la compra, venta, análisis de mercados. Solía ser la gente la que fermentaba su propia cultura. Llevó cientos de años y evolucionó con el tiempo. Eso se acabó. La gente ni siquiera tiene el concepto de que una vez hubo una cultura aparte de esta cosa creada para hacer dinero”.

El padre del cómic underground vio en sus sucios pero inteligentísimos trazos una salida ante una madre anulada y boba, un padre militar y cabrón, ante el rechazo de las chicas. También le ayudó el LSD en plena efervescencia de la movida hippie, donde se veía como un bicho raro, cosa que es. En Crumb, el documental, el dibujante recuerda su encuentro con Jannis Joplin, que le animó a ponerse camisetas psicodélicas, zapatos con plataforma y pantalones de campana para integrarse, para follar más. Él le dijo que eso no iba con él y siguió vistiendo como un refugiado de posguerra y cubriendo su chupado rostro con ciclópeas gafas de culo de vaso.

Ahora regresan los incestos, los asesinatos y los adulterios a las páginas de Crumb, pero lo hacen con una base insólita y que quizás cause escándalo. Aunque, como le dijo Breton a Buñuel, “el escándalo ya no existe”. Crumb ha invertido cuatro años para llevar el Génesis a su mundo. Para su gigantesco proyecto logró un anticipo editorial de 200.000 dólares.

Crumb se ha basado en la Biblia para erigir una sátira que examina sin decoro el papel de este libro en nuestra cultura. Sobre su trabajo, que se publicará en octubre en los Estados Unidos y más tarde en España (editorial La Cúpula), Crumb ha declarado que no busca ofender. “Sólo quiero hacer ver… Por ejemplo, esa escena donde Abraham está teniendo sexo con su nuera, que finge ser una sacerdotisa del templo. Eso está en la Biblia. Cómo van a tomarlo, realmente no lo sé. Yo sólo voy a dibujar lo que está allí. Es sorprendente lo que se encuentra en la Biblia cuando la lees realmente a fondo”. ¿Ofenderá Crumb? ¡¡Pues claro, de eso se trata!! Acabo con los que dice Robert Hughes, crítico, en el citado documental:

“A bastante gente le gusta esa bonita, almibarada visión de la cultura en la que todo mejora y nos conduce a ese bonito cielo moral de golosina donde nadie ofende a nadie. Pero la única cosa que es literatura, cultura, arte… no está hecha para tener ese agradable y normativo efecto. Los conservadores tienden a pensar que el gran arte nos conduce a la democracia. Patrañas".

Escrito el sábado 27 y domingo 28 de junio de 2009.

viernes, junio 26, 2009

MAICOL

Me importa un huevo cómo era Michael Jackson. Si su padre le cascaba, si tenía la cara de caucho, si le gustaban los niños o si le iban los koalas. Lo que importa es que fue una máquina de hacer pop, un pop inmenso. Jackson fue tan parte de la cultura popular como el jodido Mickey Mouse.

Alguien me ha recordado hoy aquella nochevieja en la que Televisión Española estrenó el video clip ‘Thriller'. La que montó Jackson con John Landis tras la cámara fue absolutamente legendario.

Mis canciones favoritas: Smooth Criminal, Another Part of Me, Say Say Say (con McCartney), Billie Jean y Can You Feel It (con los Jackson 5). La favorita de favoritas: The Way You Make Me Feel. ¡Qué temazo!

Bye, Michael. O Maicol, como lo llamaban los cachondos de El Jueves y un profesor mío de los tiempos de EGB.

jueves, junio 25, 2009

JULIO, By Frid


La fotógrafa Frid y Fede, su fiel escudero en el diseño, han vuelto a hacerlo. Otra entrega del gran calendiario peliculero Santa Idea. El fotografiado es Luis, uno de nuestros valiosos y valerosos productores. Su personaje: Harry Lime. La película: todo el mundo debería saberlo. Si queréis ver cómo está quedando el calendario, pinchad AQUÍ.

miércoles, junio 24, 2009

Un lamento elegíaco

Hilario J. Rodríguez colabora habitualmente con Abc, La Vanguardia, Dirigido por, Clarín, Rockdelux e Imágenes de actualidad. Fue prologuista de mi libro sobre Apocalypse Now. Tras pedirle consejo y relatarle lo duro que está siendo encontrar editor para mi libro, su respuesta fue la siguiente:

Hola, Iván:

La cosa no se pone dura, ya lo está, creo. Y publicar es un asunto cada día más espinoso. Aun así, te diré que el libro, visto por encima, es difícil de colocar porque ni es un libro teórico (a la antigua usanza, y eso es lo que se considera libro teórico en este país) ni es un ensayo (siquiera en el sentido más amplio, aunque uno hiciera esfuerzos).

Es decir, no te lo puede publicar ni Cátedra ni Paidós porque carece de lo que ellos consideran esencial para publicar a alguien (un aparataje, un concepto estructuralmente bien delimitado, y por supuesto un lenguaje homogéneo).

Tampoco te lo publicaría una editorial comercial porque ahí sólo se encargan de cosas viables para el mercado, no un lamento elegíaco y tampoco nada que suene a escritura internauta. ¿Qué hacer? Yo probaría con editoriales periféricas.

Siento servirte de poco. La crítica, al menos en mi caso, ha dejado de interesarme. Abrazos, ánimo, mucho ánimo, y suerte, mucha suerte.

H.

martes, junio 23, 2009

LOS INDIFERENTES

Infame, inhumana, fría, atroz fue la portada del Gara tras el funeral de la última víctima de ETA. Decía así: “Patxi López insiste en la vía policial para poner fin a ETA”. Y con la foto de la manifestación de condena debajo. No se puedes ser más vil.

He visto pocas imágenes de ese funeral, pero las que vi me bastaron para sentir más asco. El dolor, la emoción y la tristeza me la han ido cauterizado los políticos, los tribunales y los medios. Me queda el asco. Ante los miserables que ni se inmutan ante un señor quemado vivo. Quedan todavía en el norte una buena cantidad de miserables así. A algunos te los puedes encontrar tomando unos potes, otros aún gobiernan en los ayuntamientos y diseñan titulares.

Uno de esos tantos miserables es el dramaturgo Alfonso Sastre, cómplice, junto a su mujer, del horroroso atentado que asesinó a doce personas en la cafetería Rolando. Esta bazofia humana escribió hace días un artículo infecto para el Gara a cuenta de la banda y la represión del Estado español. Probablemente, y como ha escrito Santiago González, lo hizo mientras la tele mostraba otro coche bomba y otro cadáver dentro.

Otro turbio señor, varón del PNV, es Iñigo Urkullu. Este tipo dijo ayer que no le gustó nada "el tono" que usó el lehendakari Patxi López al finalizar la manifestación de protesta por el nuevo asesinato. Un colega suyo, Anasagasti, ha escrito que Patxi López se aprovechó de la manifestación de rechazo. “Un lehendakari debe hablar en Ajuria Enea o en el Parlamento”, ha sentenciado este tipo en un artículo que ha titulado ‘La crítica contra el discurso de la viuda para ir contra el PNV’. Hay que ser mezquino.

Habla hoy de turbios, mezquinos y miserables Tomás Cuesta en el ABC. Y lo hace citando a Joseph Roth. Acabo con él:

“Un único hombre al que le importe un bledo que peguen a un judío es más nocivo que los diez que le apalean. Al judío, al gitano, al pelirrojo, al de los ojos verdes. De ahí que, comparada con la «neutralidad» de algunos, la bestialidad sea casi llevadera. El enemigo común, en resumidas cuentas, es el indiferente”.

Escrito el lunesn 22 de junio de 2009.

jueves, junio 18, 2009

Ayudar, ¿a quién?

No entiendo que se financie con el dinero del contribuyente películas de Alex de la Iglesia, Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, Santiago Segura o Alejandro Amenábar.

Esos señores no tienen ningún derecho a beneficiarse de dinero público (de los fondos de "Cultura") que otros que sí arriesgan no logran. No habría que darles ni un puñetero euro.

Puedes leer un nuevo post en mi BLOG DE CINE.

¿Dónde están?

La mejor imagen que nos ha dado la Copa de Confederaciones no es un gol de Torres, sino ver el brazalete verde que jugadores de la selección de Irán se colocaron para apoyar a los compatriotas que se están enfrentando al gobierno de ese hijo de la gran puta llamado Mahmud.

Hay que tenerlos cuadrados sabiendo que estos tipos van a tener que volver a su país. Y en Irán, en este momento, se está desinfectando a la prensa para que no haya testigos de lo que se avecina. Lo de siempre.

Hace unos días me metía en este blog contra el jodido Youtube. Gracias a él estamos viendo lo que esa gentuza hace con su pueblo y no puede ocultar ante los móviles con cámara incorporada que no existían en Tiananmen. Hemos pasado de leer sobre un atropello -ante el que nada haremos- a verlo, toda una “evolución” en la democrática era de la información. Glorioso.

Viendo el coraje de la selección iraní, recuerdo el coraje de Marjane Satrapi, autora del cómic (me niego a usar esa cursilada de la “novela gráfica”) Persépolis. Ella y otros colegas han pedido apoyo ante el pucherazo de los criminales que gobiernan su país, pero no van a lograr nada.

¿Dónde están nuestros rojelios? ¿Dónde están los que se van de camping solidario al Sahara? ¿Dónde Zerolo, que no protesta con la misma energía que proyecta contra la iglesia ante un país que CUELGA a los homosexuales? ¿Dónde Bibiana Aído ante un país que reprime bestialmente a las mujeres por el hecho de serlo? ¿Dónde el ministro de exteriores Moratinos, que ha tenido la cara dura de decir que espera que en Irán se cumpla “lo que el pueblo decida”? ¿Dónde la “alianza de civilizaciones” de Zapatero, nuestro líder planetario? ¿Dónde está Europa? ¿Dónde Obama?

Si el único terreno que tienen los iraníes para llamar la atención del mundo es uno de juego están bien jodidos.

Escrito la noche del miércoles 17 de junio de 2009.

miércoles, junio 17, 2009

Capitalismo moral

En barras de bares, en los descansos para el pitillo y en las tertulias de radio ha hecho furor el fichaje de un chaval llamado Cristiano. Ha sido tal el furor por él que hasta las portadas de los periódicos nacionales, los “serios”, abrieron con el futbolista pegándose el lote con la heredera del imperio Hilton. Qué nivel, Maribel.

Como dice mi amigo NAPALM, en estos tiempos la gente parece que lee más el Expansión que el Marca. La matraca más repetida en las indignadas peñas es que el fichaje del futbolista, que ha costado 94 millones, es inmoral y obsceno, como si el capitalismo hubiese sido alguna vez moral. El futbolista, no nos engañemos, ha sido contratado para vender colonias, refrescos, créditos bancarios y zapatillas. Economía de mercado, señores, oferta y demanda. Es lo que hay.

No veo a nadie poniendo el grito en el cielo porque Harrison Ford haya cobrado 65 millones sólo por protagonizar una película, ni porque Gasol, Alonso o Nadal ganen unas millonadas tremebundas con sus contratos deportivos o publicitarios. Entramos en el terreno de la pura demagogia cuando pedimos moralidad y equilibrio a negocios que no buscan ni necesitan nada parecido.

Escrito la noche del 16 de junio de 2009

martes, junio 16, 2009

Diferentes ante la ley

Hace poco se supo la noticia. Un sevillano ha permanecido casi un año en la cárcel por culpa de su ex parienta, que interpuso nada menos que ocho denuncias falsas por malos tratos. La tipa se autolesionó para que entrullaran al pobre desgraciado. “La Ley Integral contra la Violencia de Género protege totalmente a la mujer, dándole mucha fuerza y deja indefenso al hombre”, ha declarado.

Hace pocos años aumentaron ferozmente las denuncias por violencia doméstica de mujeres. Alguna feminista trasnochada o rezagado mental podría defender este aumento aduciendo que ahora las hembras también cascan al macho y la cosa ha cambiado, democráticamente, igualitariamente, a casos de víctimos y verdugas. En 2004 llega el bolero ZP al poder y todo muta. A peor, cómo no. En vez de optar por proteger a todos por igual, el presidente, sus plataformas mediáticas y sus hacedores de leyes prefieren optar por otra jugarreta publicitaria.
En la era ZP prima el sexo del agredido y no la convivencia o el parentesco entre los que litigan.

En su debido momento, la RAE expresó con preocupación que la ley estaba mal concebida: se debe llamar violencia doméstica, no “de género", porque son los animales y las cosas los que tienen género y las personas las que tienen sexo. Pero, ¿qué más da otra perversión orwelliana del lenguaje?

Las denuncias de ellas se multiplican y las sentencias a su favor en casos de divorcio son legión, igual que las gangas legales que logran con sus acusaciones. Y a esto se suma la aterradora “información” de los medios. Propagandística, sexista, manipulada, distorsionada, amarillista y reduccionista.

Hace días leí lo que dice la ley, y le invade a uno un auténtico horror al comprobar cómo se puede llegar a pisotear a ciudadanos (frente a las ciudadanas) en nombre, precisamente, de la ley. Dice así:

LEY ORGÁNICA 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género: Las lesiones (…) podrán ser castigadas con la pena de prisión de dos a cinco años si la víctima fuere o hubiere sido esposa, o mujer que estuviere o hubiere estado ligada al autor por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia.

Artículo 39. Protección contra las coacciones. (…) Se añade un apartado 2: El que de modo leve coaccione a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.

Escalofriante.

Escrito el domingo 14 de junio de 2009.

lunes, junio 15, 2009

Era contenedor

“El mundo ya empieza a quejarse, se asfixia, inundado de formas, pensamientos que fingen ser necesarios, útiles o hermosos y tener, por ello, derecho a vivir eternamente”. (Ivan Klíma, ‘Amor y basura’)

La gente graba sus vacaciones, hace el mono, muestra a su perro, se tira un pedo… Y entre todo ese cretinismo, y en el mismo contenedor, cosa sorprendente, los hay que muestran sus “obras”. Algunos llaman a eso “democratización de la imagen”. Vaya por Dios.

Vivimos los espectadores en la era del contenedor, rebuscamos en la red como los mendigos rebuscan en los contenedores. Chorradas, paridas y montajitos idiotas de gente que se aburre muchísimo. Todo entra en los contendores donde también se encuentran cortos, largos, documentales, spots, músicas, dibujos, fotos… Todo está a nuestro alcance y lo que alcanzamos es un batiburrillo que se olvida pronto, en un suspiro. Y luego a otra cosa.

Hace unos meses me puse a curiosear sobre la ficción que se hace sólo para internet. Y prácticamente todo olía a contenedor, una porquería con supuesta gracia o supuesta trascendencia. Daba igual, todo se apilaba en la cochambre.

Recuerdo, muchos años atrás, cuando revisaba en mi vídeo decenas de cortos presentados a festivales universitarios. Todo era inmundicia entregada a participar en certámenes donde competían estudiantes o aficionados. Luego llegó la “democracia” de internet, para poder tener la libertad de palpar y oler nuestra caca y la mierda del vecino.

En aquellos años, esos abortos no iban a parar a ningún sitio, pero hoy esas ficciones viven y se multiplican hasta la extenuación, poseen el derecho a vivir eternamente y tienen espectadores que dan, cómo no, su opinión: “Chachi, me ha molado”, “Genial, la polla”, “Jajajajaja, que risas me he echado, puto amo”. Y así, oigan.

Tengo este blog, que es una necesaria chufla personal, pero no por eso me deja de deprimir que la mayoría de lo que se expone en la red sea una mera excusa para mitigar el coñazo vital, hacerse publicidad o propagar consignas. Y luego a otra cosa.

Escrito la noche del martes 5 de marzo, la mañana del 18 de abril y la noche del 2 de junio de 2009.

lunes, junio 08, 2009

“Bienvenido a la democracia”

Obama mezcla la inquisición con Al-Ándalus, Bibiana compara ponerse tetas con practicar un aborto, Pajín dice eso del “encuentro planetario” entre ZP y el presidente de los USA… El nuevo en sumarse a la selección de cretinos del año es Pedro Zerolo, aquel que en su día dijo que ZP le provocaba “orgasmos democráticos”. Parece que se necesita la ordinariez para complacer a la turba.

El concejal socialista ha participado en una nueva ocurrencia de la progresía, siempre hambrienta de puestas en escena. Zerolo ha celebrado un "bautismo civil", es decir: un sencillo otorgamiento de carta de ciudadanía. La víctima se llama Leo y es el hijo de la actriz Cayetana Guillén-Cuervo.

A esta nueva comedia la denominan “bienvenida laica” o, como ha dicho Zerolo, "bienvenida democrática". ¿Se puede ser más cursi? Cayetana, para no ser menos, precisó que "se emplea la palabra bautizo de una manera simbólica, igual que se bautiza un barco o un edificio". Espero que al crío no le hayan partido una botella de cava catalán en la cabeza.

Según ha manifestado también la presentadora de TVE, en este rito del amor progre padres y padrinos se comprometen a que el niño viva rodeado de “igualdad, comprensión, tolerancia, convivencia, y paz”. O pazzzzzz, que diría Sánchez Camacho.

Como ateo, me deja patidifuso el fenómeno del ateo descafeinado, aquel que no se conforma con el silencio de Dios. Todo lo contrario: el ateo descafeinado sufre un ridículo complejo ante las ceremonias creyentes y las calca, pero sin sotanas, cirios y hostias. En un bochornoso ejercicio de pompa y engreimiento, este ateo ceremonioso sustituye los textos de los que creen por artículos de la Carta Europea de los Derechos del Niño. Sencillamente alucinante.

No soy historiador y tengo grandes lagunas en ese sentido. Ahí va una pregunta para los expertos: ¿Ha existido alguna época de nuestra historia en donde se hayan acumulado tantos chorras juntos?
También puedes leer lo que dice al respecto EL LADRILLO VISTO.
Zerolo tiene blog, ánimate a leer lo que opina del temita .

viernes, junio 05, 2009

Sentimos informarle

Las editoriales a las que presento mi último ensayo “sienten informarme”, aunque lo que se dice sentir, sienten tanto como mi microondas, con esos mails o esas cartas modelo donde sólo sustituyen el nombre de su víctima y el título de la obra. Tras un nuevo chasco, el mayor brote de humanidad lo percibes cuando una carta está firmada con tinta real, sin una firma ya impresa o electrónica de por medio. Guau, qué cercanía, te dices.

Hace poco me contó Frid que el joven Stephen King tenía un pincho de facturas para acumular en él las decenas de cartas de rechazo que recibía de las editoriales a las que se dirigía. Claro que yo no tengo tantas y nada tengo que ver con King, que además de un tío con sentido comercial y con imaginación para su género, es un enfermo. Yo no me veo haciendo excentricidades, me tengo por alguien normalito.

Aunque en realidad lo que soy es invisible. Sí, damas y majaderos, que diría Krahe, soy el hombre invisible. Soy Claude Rains en aquel clásico de la Universal. Como escribió Joyce en ese tocho llamado ‘Ulises’, “soy el muchacho que puede gozar de invisibilidad”.

Tampoco está tan mal la invisibilidad. Quiero decir: si durante años la respuesta de los que editan ha sido como es, si la respuesta de los pocos periodistas que comentaron mis libritos fue como fue y el nivel de lo que lee la gente es como es, parece completamente normal ser el hombre invisible.

Uno acaba un libro con el que ha disfrutado, que cree digno, pero al mostrarlo recuerda la verdad: no tienes amigos en la plaza del mercado, ni te relacionas con los tenderos, ni ves, en los que mercadean, riesgo o humanidad.

Y no es cuestión de amargarse o de ir de maldito, eso crea úlceras.
No vivo la escritura como un oficio, tengo el mío, como todos. La entiendo como una necesidad, un estado de ánimo, algo que te espera cuando llegas a casa. Aunque estés derrengado, abres el portátil, pones música, te preparas un pelotazo, enciendes un pitillo y… Como ahora. En esas noches sabes que se es escritor, no te hacen o reconocen como escritor.

Aunque te pases años con una novelita o un ensayo y fluya más tu yo bloguero, más rápido, menos currado, sin poner las tripas en el teclado, aunque tires a la papelera de reciclaje páginas desastrosas o torpes, o caducadas… ERES ESCRITOR. ¿Suena pedante? Me la trae floja. Alguno leyendo estas palabras dirá: “Están verdes, Reguera”. A ese le debo contestar como se merece: “Tu puta madre”.

Escrito las noches del 27 de mayo y 2 de junio de 2009.

jueves, junio 04, 2009

Rechazos editoriales y raras proposiciones

Estimado Iván Reguera:

Sentimos comunicarle que, debido al exceso de títulos contratados, no nos resulta posible incluir su original "The End. El último suspiro del cine " en nuestra programación sin que ello suponga un juicio negativo de la obra.
Confiamos en que no tenga problemas para su publicación en cualquier otra editorial con menos agobio de títulos y, agradeciéndole que haya pensado en ANAGRAMA, le saludamos muy cordialmente.

Atentamente, XXX.

Estimado Iván Reguera:

En primer lugar, disculpa el retraso en la respuesta. Hemos estudiado la posibilidad de publicar tu propuesta de libro. Aunque nos parece interesante, no podemos incluirla en nuestro catálogo, ya que en estos momentos tenemos la programación de la editorial totalmente cubierta y nos vemos obligadas a hacer una selección. Esperamos continuar en contacto para posibles colaboraciones futuras.

Un cordial saludo, XXX. ICARIA editorial.

Estimado Sr. Reguera:

En primer lugar darle las gracias por la confianza que depositó en nuestra Editorial cuando nos hizo llegar su libro "The End. El último suspiro del cine ". Su libro ha tenido una valoración aceptable por parte de nuestros expertos. El Editor-Gerente manifiesta que está en disposición de ofrecerle una financiación del 20% en el presupuesto final de la edición. Coste: 1.753,09. € que puede abonar en 3 plazos. Si está Vd. interesado pasaríamos a enviarle el presupuesto y condiciones.

Reciba un cordial saludo, en espera de sus noticias.

XXX en nombre de EDITORIAL CLUB UNIVERSITARIO.

miércoles, junio 03, 2009

Por la puta cara

Me llamó la atención esta viñeta de Fontdevila, por valiente. En su blog, claro, los comentaristas de turno lo pusieron a caldo. Pregunta: ¿y si ahora lo realmente valeroso es denunciar algunas soflamas de los radicales defensores del gratis total? No seré yo el que niegue que me bajo cosas, que veo copias pirata sacadas de la red y que me grabo discos de viejas glorias. La red ha ampliado mi cultura y ha adelgazado algo las arcas de, pongamos, Bob Dylan y Neil Young. Copio, pero no me excuso con discursos ridículos. Ya se sabe: “Trabajad en algo serio y hacer música en los ratos libres”, y tal. Creo que alguien deberá estudiar una manera de poder mezclar cultura gratis y protección intelectual.

El especialista musical Diego A. Manrique (El País) publicaba hace un par de días un interesante artículo titulado ‘Todo a cero euros’. Contaba Manrique que Frank Black, fundador de los Pixies, ha advertido que “todo el negocio musical debe habituarse a cobrar menos y reducir ganancias. Habrá que ajustarse al ‘mundo de los cinco dólares’, cantidad estándar por un CD, un concierto, una camiseta”.
Estoy con Black. Yo prefiero comprar a copiar. Y sobre todo películas, pero a precios realmente asequibles, con portadas trabajadas, con extras, con opción de idiomas... Lo que no tiene la mulita. Tras décadas de codicia, que se ofrezca un producto para todos y digno. Esto que piensa Black y defiende Manrique lo piensa mucha gente, pero lo dicen bajito.

Escribe Manrique una gran verdad: “La implantación de la cultura del gratis total necesita demonizar aquellas industrias de las que se abusa. Industrias que, debe reconocerse, son fácilmente demonizables por sus derroches, su arrogancia, su sordera. Atención, que aquí nadie se sienta a salvo: lo sabe ya el negocio del cine y lo aprenderá pronto la industria editorial, con la difusión del e-book. Lo sufre la prensa, forzada a regalar en la Red lo que está vendiendo en los quioscos”.

“Mundo maravilloso: la fonoteca, la filmoteca, la biblioteca y la hemeroteca universales. Pequeño problema: la exigencia de gratuidad requiere ignorar el proceso de producción; aparentemente, los discos se graban mágicamente, las películas aparecen de la nada, los escritores viven del aire, la información no necesita redacciones ni corresponsales. ¿Adivinan dónde falla la ecuación?”. Un argumento irrebatible.

Puedes leer el TEXTO COMPLETO DE DIEGO A. MANRIQUE AQUÍ.

GRANDES PENSADORES

"Camps es el más honorable de todos los valencianos y el más honorable de todos los españoles".

(Jaime Mayor Oreja, hablando de Europa)

martes, junio 02, 2009

Los peliculeros contra El País

El País tiene calentitos a los peliculeros. En paralelo al culebrón Almodóvar, tenemos otra movida no menos grotesca: Fernando Trueba, Eduardo Campoy, Álex de la Iglesia y 84 firmas más “del sector cinematográfico español” arremeten contra una información publicada en el diario de PRISA y de la que yo me hacía eco en este blog.

Dicen los peliculeros que pudieron comprobar cómo El País dedicaba una “nada desdeñable doble página a valorar ciertos datos acerca del sector cinematográfico español y su pretendido divorcio con el público”. Lo de “nada desdeñable” se las trae, ¿pero eso de pretendido divorcio a qué viene? ¿Tienen datos que demuestren lo contrario? En su réplica no los hay.

Dicen a continuación: “Quisiéramos poner en su conocimiento que los datos utilizados no son suficientes para poder hacer deducciones valorativas acerca de la calidad del cine español o de sus profesionales”. ¿Muestran los otros datos? No muestran ni uno.

No tardan en entrar en la eterna cháchara: “Los datos que utilizan sus redactores no son precisamente los que explican una situación que tiene razones históricas, sociológicas, económicas, de comercio exterior, sin duda políticas y, por qué no reconocerlo, también culturales que obligan a un análisis más en profundidad". ¿Datos, hechos que nos puedan adelantar para ese “análisis más en profundidad” en su texto? Nada. Cero.

Siguen: “Hacer una deducción directa que lleve a la idea de que en España "igual se hace cine como se cultivaba el lino, para recaudar subvenciones, aunque luego ni se recoja el lino ni se proyecten los filmes" (sic) es un argumento absolutamente demagógico y falaz que no responde a la realidad de un sector que es mucho más complejo y que sin duda está necesitado de un proceso de profunda reconversión".


¿En qué se basa la complejidad? No lo sabemos. Lo poco que adelantan en todo el texto se resume en: dificultades de acceso de las películas españolas a sus "espectadores naturales" y la falta de pantallas suficientes para el cine español. Finalmente, y ante la falta de discurso, los peliculeros pasan a la descalificación:

“Por cierto, (el cine es) un sector mucho menos subvencionado que casi cualquier otro sector productivo en este país, como, sin ir más lejos, el de la prensa. Basta para comprobarlo contabilizar la publicidad institucional que albergan sus páginas”. Su estilo sigue siendo como sus pelis: chocarrero. ¿Y así es como Álex de la Iglesia, nuevo presidente de la Academia, quiere ganarse a la prensa? Yo es que me parto.

Puedes leer CINE ESPAÑOL: COMO EL LINO en este blog.

lunes, junio 01, 2009

El superpoli y el Monopoly

Universal ha llegado a acuerdos con dos empresas de juguetes rivales (sí, juguetes), Hastro y Mattel, para adaptar juegos y juguetes como el Monopoly (producida por Ridley Scott), Clue, Ouija, Hundir la flota y Majos Matt Mason (con Tom Hanks). ¿Qué nos daban pavor las adaptaciones de videojuegos? Pues toma dos tazas: llegan las adaptaciones de juegos ¡de mesa!

Puedes leer sobre este asunto en MI BLOG DE CINE.

Junio, by Frid

Homenaje de Frid a Quiz Show (1994). Fede ha realizado el diseño. Los modelos somos Jaime Pineda y un servidor.

Ahí van un par de fotos del cómo se hizo: