miércoles, mayo 04, 2011

Infotainment, el regreso

Cazaron a Bin Laden… y lo lanzaron al mar. Vaya por dios. Volvemos a las andadas y con ellas vuelve el estilo peliculero, patriotero y militarista, el fervor belicista. Vuelven las noticias desmentidas, las verdades a medias, los bulos o las mentiras descaradas. Y la falta de pruebas. Bin Laden se defendió pero no estaba armado, estaba de parranda. Hay escudo humano, luego no. Pakistán lo sabía pero no del todo. Y lo lanzaron al mar tras un rito funerario islámico. Te cepillas a tiros al supervillano cuya caza te ha costado más de un billón de dólares y te preocupas por sus ritos funerarios. Lógico. Y el chivatazo para pillar al asesino de masas ha venido de Guantánamo, allí alguien ha cantado bingo. De repente. Tras años de reclusión. Y cuando Obama era tan criticado por no cerrar esa prisión de la vergüenza. Lógico.

Y los medios de comunicación todos cachondos otra vez, poniendo infografías tipo Black Hawk derribado, musiquitas de peli de acción y montajes fotográficos que nada tienen que ver con la verdad. Hay que entretener, como en el cine o los videojuegos, vuelve el 'infotainment' (derivado de 'entertainment), la noticia convertida en show, en un espectáculo de acción.
Robert Pike y Dwauyne Winseck, analistas sociopolíticos, ya hablaron en su día del matrimonio del poder con los medios de (des)información: "El poder corporativo, aliado con el Estado, ha convertido en una broma la perspectiva de un sistema democrático".

Hace tiempo que se fue por el retrete la objetividad periodística, la investigación lenta y certera. Carl Bernstein, famoso por destapar el caso Watergate, reconoció que hoy no hay fondos para investigar nada y los medios y las agencias se lo tragan todo. Y se prefiere, porque sale mucho más barata, la opinión. Y cuanto más radical (tipo Intereconomierda o Fox) mejor.
En la era de la tecnología, donde cualquiera tiene cámaras de fotos, no hay todavía foto de Bin Laden, que descansa en el fondo del mal tras recibir matarile. La excusa para no mostrarla ha sido que no quieren “represalias de los radicales”. Lógico, ¿no les parece? Estos días me está dando mucha vergüenza ver y escuchar a los que hacen televisión.

1 comentario:

Mas rojo que blanco dijo...

A mi, todo esto me da mucha vergüenza. El premio Nobel de la paz viola la integridad de un país soberano, ajusticia a un individuo desarmado, no le somete a un juicio, se tira fotos y utiliza a las víctimas y......
Nuestro Gobierno, que no cree en la pena de muerte, ni en la cadena perpetua, ni en guerra de Irak, que celebra la suelta de etarras antes de tiempo, que negocia con terroristas........ Aplaude y celebra la operación "terrorista" americana.
Nuestra oposición, que se escandalizaba con los gal, que en su gobierno no propuso cadena perpetua.... Aplaude también.
Hay algún partido político, aparte de UPyD que mantenga la coherencia?
Lo dicho, una vergüenza...