lunes, marzo 23, 2009

Enhorabuena por el libro de Pumares‏

Estas cosas, para qué negarlo, me hacen mucha ilusión:

Señor Reguera:

Mi profesión de dibujante y mi condición de noctámbulo ha ayudado a que centenares de páginas se hayan creado al calor de un buen programa de radio. El de Pumares fue uno de ellos. (…) Hace ahora aproximadamente un año, descubrí el libro “Carlos Pumares: Un grito en la noche” por casualidad, cuando acompañaba a mi hermana a una pequeña librería especializada en cine situada cerca de una gran plaza de la ciudad de Valencia, en la que vivo hace algunos años. Me llamó la atención, no tenía ni idea de que ese libro existía.

Entonces no lo compré. Lo dejé para más adelante, en poco tiempo sería mi cumpleaños. Procuraría que alguien me lo regalara. No fue así. Las pasadas navidades lo incluí en mi lista de regalos, pero el libro tampoco llegó a mis manos. De modo que, hace cosa de un mes, decidí que ya era hora de comprar el dichoso librito. Desde luego no me iba a quedar con las ganas.
Busqué en la web de La Casa del Libro y vi que lo tenían en su catálogo. Me planteé la opción de pedirlo por internet, pero una mala experiencia con un pedido en internet hizo que dudara, además pensé que, si estaba disponible en la web, también lo tendrían en la tienda. Me equivocaba.

Me sorprendió el hecho de que ni siquiera estuvieran dispuestos a hacer ellos mismos un pedido. Volví a la pequeña librería donde lo había descubierto, con la esperanza de que aún les quedara un ejemplar. No era así. Finalmente, el día 6 de marzo hice el pedido por internet. Me llegó a casa diez días después, cuando mi impaciencia (la web prometía que no tardaría más de tres días) había hecho que lo reclamara ya un par de veces.

Nada más recibir el paquete lo abrí y me tumbé en el sofá para echarle un vistazo. Tenía trabajo, pero la ventaja de ser tu propio jefe es que, casi siempre, puedes tomarte un descanso si te apetece. El 18 de marzo cogería un tren hacia mi Albacete natal, huyendo de las fallas y decidí entonces que reservaría la lectura para el viaje. Sin embargo, cada vez que salía de mi pequeño estudio para cualquier cosa no podía evitar agarrar el libro y leer algunas páginas.

Traté de calmar mi ansia echando un vistazo a un par de comics que me habían prestado o escribiendo un e-mail a los amigos de Albacete a los que iba a ver en un par de días, para decirles las ganas que tenía de comentar con ellos el libro del Pumares. Aquello no solo no funcionaba, sino que además incrementaba mis ganas de continuar con la lectura.

Busqué a uno de los autores en Google y encontré su blog. Lo enlacé al mío y me prometí a mí mismo escribirle algunas líneas para comentarle qué me había parecido su libro, cosa que estoy haciendo en este preciso instante. Es la una de la madrugada del día 18. Mi tren sale dentro de unas horas y, como cualquiera podría adivinar, ya he terminado de leer el libro. Al final no pude aguantar la tentación y tuve que leerlo enterito.

De modo que, muchas gracias, señor Reguera por su magnífico (y absorbente) trabajo. Mi más sincera enhorabuena para usted y su compañero el señor Aparicio. Han hecho un libro magnífico y me han dado más de lo que esperaba, con esa manera tan particular de añadir sus propias experiencias ocurridas durante la elaboración de la obra y hacer que pasen a formar parte de la misma.

Reciban un abrazo desde la ruidosa Valencia (la una y cinco y la verbena del barrio sigue atronando. Seguirán así hasta las cuatro de la mañana). Ahora me voy a hacer la maleta. Mañana cojo un tren. ¿Adivina usted que libro me volveré a leer durante el viaje?
Sergio Bleda.

Pueden ver los trabajos de Sergio en: http://www.trazolineamancha.blogspot.com/

9 comentarios:

Leo dijo...

¡Qué maravilla!. Cosas como estas son las que animan a uno a seguir en la brecha de la escritura. Afortunadamente no todo es dinero en esta vida, al menos todavía :-).

Y, señor Sergio, no sabe usted el prohombre que se ha perdido durante todo este tiempo. Iván es de esos tipos de los que sólo hay uno entre un millón, como bien habrá podido comprobar. Los que le seguimos desde hace años sabemos de lo que hablamos. Esperamos verle por aquí a menudo, qeu no me canbe duda que así será. Más vale llegar tarde que no llegar, oiga :-).

Como curiosidad, en el blog de cine y música en el que escribo dediqué un hueco al libro de Pumares cuando se publicó. Tiene usted la oportunidad de leerlo AQUÍ:
http://www.computer-age.net/cine/carlos-pumares-un-grito-en-la-noche

Y si le interesa, aquí le dejo el enlace a otro artículo dedicado a "Odisea en los Terriotorios del Horror", otro de los libros de Iván. Éste es tal vez más denso que el de Pumares, más "para cinéfilos", si es que se puede decir así, pero es igualmente recomendable. Si le ha gustado el de Pumares tal vez debería echarle un ojo a ver...:
http://www.computer-age.net/cine/odisea-en-los-territorios-del-horror

Y a su blog le echaré un ojo más adelante: navegar usando un móvil 3G tiene sus limitaciones, aunque la publicidad de las compañías induzca a pensar lo contrario ;-).

IVAN REGUERA dijo...

Leo: recuérdame tu número de cuenta, para ingresarte lo tuyo.

No, en serio: gracias tío. Cosas como estas hacen que merezca la pena seguir dando la tabarra. En el blog o en la editorial que no te trate como al hombre invisible.

israel yojimbo nava dijo...

Estas cosas son un subidón, desde luego. Enhorabuena tio.

La verdad es que se agradece gente que aprecie una obra tuya, pero más se aprecia que den el paso de hacerlo saber.

Un abrazo

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Gracias. También he publicado el texto para recordar la ODISEA que pasa la gente para comprar el libro. Que manda cojones.

Sergio Bleda dijo...

Leo:
Más vale tarde que nunca, desde luego. en cualquier caso, feliz de estar por aquí y agradecido por los buenos ratos que el libro me ha hecho pasar.
Ojalá a usted también le gusten mis dibujitos. Ahorita mismo me paso por los enlaces que me propone.

Ivan:
Lo dicho, gracias de nuevo a ti y a Juan José Aparicio por el libro.

En cuanto a la odisea que pasé para comprarlo, seguramente es culpa mía por esperar tanto a comprarlo en un pais donde la saturación de mercado hace que las librerías no tengan stock.

Por cierto, gloriosa la intervención de Benicio del Toro un par de entradas más abajo.

IVAN REGUERA dijo...

Sergio: Lo del mercado editorial español es un drama. Nada que ver con el panorama que nos pintan los medios, como un mercado consolidado que produce como un poseso. Así nos va.

Y lo de Del Toro es, efectivamente, el descojono.

Anónimo dijo...

uffu,mira sabes uns cosa...que dolor de babeza..uff mira ke teifod farlopin..no uses la palabra de pumares en vano..que color,.espara..coño la cerveza..joder..aver pro donde iva? cabeza culo..deja de joder. con la mierda esa, otrabez los putor vecinos..que asco, a chuparla..donde puestro el wuiski..mi puta vidaQQQQ

Anónimo dijo...

He llegado aquí por el artículo
sobre su libro publicado en Ojocrítico.com, debo
decir que a mí también me ha cautivado
su blog, señor Reguera.

Gerar dijo...

Diosss, has publicado un libro sobre DIOS!!
Carlos Pumares es un tío brillante, si hubiera nacido en Manhattan, ya no existiría Woody Allen, su humor está a años luz!