jueves, octubre 16, 2008

PICAN


Algunos habrán oído hablar de NAPALM en este blog. Bien, mi amigo NAPALM me ha dado uno de los mejor regalos que nadie me haya dado en mucho tiempo: un fragmento de mi pasado convertido en película. Mi tierna juventud conservada en ámbar. Casi nada…

Les cuento. Hace nada menos que doce años, cuando a los dos nos picaba ya el gusanillo del cine, decidimos hacer un corto en Súper 8 titulado ‘Pican’, sobre pescadores santoñeses asesinos. Caníbales para más señas. La leche. Yo y NAPALM hicimos de actores, guionistas y directores, yo ejercí de productor (apodado Jimmy Rabbit, como el producer de Los Commitments) y nuestros colegas más cercanos (Javi, Ro, Ricar y Matías) de actores también. Ricar también compuso una banda sonora muy maja que al final no se ha usado. Ha sido sustituida en montaje por música clásica y corales marineras.

Los carretes válidos -que contenían sólo tres minutos de metraje cada uno- de aquella aventura se murieron de pena durante años. Cada vez que yo le comentaba a NAPALM una idea cinematográfica que había tenido, él siempre me contestaba igual: “Sí, pero antes montamos ‘Pican’”. Y yo me hacía el remolón, porque pensaba que no había nada que montar en aquellos rollos de Súper 8 llenos de inexperiencia y falta de pasta.

NAPALM me ha dado una leccioncita entregándome un precioso DVD titulado ‘Pican’. En él no sólo se ve el montaje definitivo de una aventura única, sino hasta “extras” con un servidor hace doce años tomando vinos con sus amigos en el hoy transformado puerto de Santoña o caminando por la playa de Berria que me emocionaron profundamente. ¡Parecíamos los putos Beatles! ¡Y el corto hasta se entiende!

El cabrón del NAPALM no sólo ha logrado montar aquello que parecía inmontable, sino que ha conseguido que me reencuentre con el chaval caradura que yo era por aquel entonces.

Para que se hagan una idea de lo descarados que fuimos, la barca de pescadores a motor en la que transcurre buena parte de la trama, fue robada, chorizada por orden mía. Cuando volvíamos de acabar el rodaje, nos esperaba la Guardia Civil y medio pueblo de pescadores (Ancillo) reclamando a las autoridades nuestras cabezas. Uno de los actores, aterrado, huyó por las marismas.

‘Pican’ fue nuestro particular ‘Apocalipse Now’, con actores que llegaban empastillados al “rodaje”, con desfases en el presupuesto por una compra que se salía de lo estimado en la pescadería, con riesgo de acabar todos en el cuartelillo, robando ramos de flores en un cementerio… La de Dios.

Y lo llevamos imperturbablemente, con la santísima insolencia que teníamos entonces y, ojo, que seguimos teniendo hoy. Han pasado doce putos años... ¿Y?

Gracias NAPALM. Tenías razón: había que montar ‘Pican’. Y para lo poco que tenías, la has montado de puta madre. Thanks, friend.
Escrito la noche del 14 de octubre de 2008
Posts relacionados: LOS TRES MOSQUETEROS y MATÍAS VEGA

2 comentarios:

israel yojimbo nava dijo...

Regalar recuerdos es cojonudo. Es un Regreso al Futuro bestial, sin manipulaciones ni adulteraciones. Es una pasada, es algo indescriptible. Yo hice lo mismo con grabaciones familiares las navidades pasadas, y la verdad que es algo que se disfruta muchísimo.

Me alegro que te hayan dado esa gran sorpresa. Te entiendo perfectamente. Un abrazo.

Awake at last dijo...

¿Y por qué no podíais pedir la barca?

XDDD

Mks.