lunes, enero 21, 2008

El negocio del bombero

Mientras el mentiroso solemne se dedica a invitar a representantes de gobiernos tercermundistas, retrógrados y violadores de los derechos humanos para hablar de alianzas de civilizaciones, España logra el octavo puesto como potencia mundial de exportación de armas. “La paz es la guerra”, ya lo escribió Orwell a mediados del siglo pasado.

Alfonso Armada, en un interesantísimo reportaje para ABC, se preguntaba: “¿Se puede condenar la guerra y al mismo tiempo duplicar las ventas de armas que permiten escalar hasta el octavo lugar del ranking mundial como ha ocurrido en la actual legislatura?”

Se puede. Con Zapatero, se puede. Eso y más. La justificación de esta incongruencia nos la da, como Yuri Orlov en el revelador film El señor de la guerra, el propio Armada: “Si el negocio del bombero es el fuego, mejor que no falten nunca llamas”.

La venta de armas de empresas españolas generó, en 2006, unos ingresos de más de 800 millones de euros y sus compradores fueron países tan inestables como Pakistán o Marruecos, con el que estamos a la gresca desde hace siglos.

Cuenta Armada que en las aduanas los envíos españoles suelen camuflarse bajo la etiqueta de “material de tiro y caza deportiva”. Hace años ya que balas españolas siegan la vida de soldados o inocentes civiles en Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry o Costa de Marfil. Y lo más terrible es lo que hacen nuestras bombas de racimo. En este caso, el 98% de sus víctimas son civiles, incluidos miles de niños. “España las fabrica, el ejército las almacena, Defensa las justifica por ‘necesidades estratégicas’”. Otra vez Orwell.

Sin ir más lejos, nuestro Secretario de Estado de Turismo y Comercio, respaldado por el también cómplice PP, declaró al respecto:

“Creo que todos podemos sentirnos razonablemente satisfechos y orgullosos de que en España existan empresas capaces de suministrar este tipo de bienes y en muchos casos este tipo de servicios. (…) Este año y en los siguientes vamos a ver incrementos en las exportaciones de este tipo de productos”.

"Material de tiro y caza deportiva", "necesidades estratégicas", "bienes", "servicios" o "productos". Nunca armas. Otra vez Orwell. Siempre Orwell.

12 comentarios:

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Tras mi cara de cura progre, mis pintas de señorito venido a menos y mi afamada dispersión mental, se esconde un master en Relaciones Internacionales cuyo trabajo de fin de curso, allá por 1997, versó sobre la exportación de armas de España. Todavía estoy esperando la autorización del Ministerio de Comercio (que es el que gestiona el asunto, con dos cojones, en vez del de Defensa) para acceder a información PÚBLICA al respecto. No sé ahora, pero entonces el eufemismo con el que se embellecía la mayor parte de las exportaciones era el de "productos de doble uso", es decir, productos susceptibles de ser utilizados con finalidad tanto civil como militar (ej.: un avión tipo Hércules lo mismo te transporta trigo que candidatos a practicar el puenting sin cuerda sobre el océano). En cualquier caso, la fabricación de armamento no me parece mal. Lo que me da más por culete es la hipocresía de quienes, como bien dices, se pajean luego con alianzas civilizatorias y buen rollo multicultural. Lo de exportar a Marruecos siempre me ha fascinado. ¿Se le venderán armas defectuosas por aquello de que su monarca cara-chapero aún amenaza recurrentemente a Ceuta y Melilla? En la peli que citas, bastante irregular, hay una secuencia magistral en la que el prota explica al agente que lo ha detenido por qué va a ser puesto en libertad en cuestión de horas ("porque, mientras el presidente de los EEUU siga siendo el mayor traficante de armas del mundo...").

IVÁN REGUERA dijo...

OTIS: Efestiviwonder, esa es la MEJOR secuencia de la interesante pero no redonda El señor de la guerra, del guionista de la magistral El show de Truman.

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Si al final va a ser verdad que entiendes de cine...

IVÁN REGUERA dijo...

OTIS: Lo estoy dejando. Me estoy quitando.

Marta G.Brea dijo...

Iván, perdona, es que no hace mucho que leí Rebelión en la granja, excelente demostración de que el poder siempre engendra corrupción. En ella el cerdo Snowball es el que dice lo de "Nada de sentimentalismos, camarada,... La GUERRA es la guerra. El único ser humano bueno es el que ha muerto".

Pero bueno, tal como está nuestro mundo... es lo mismo, y como tú has escrito, la PAZ ficticia en la que vivimos es una guerra solapada.

Me quedo también con la idea de que "Ver lo que tenemos delante de nuestras narices requiere una lucha constante". Nunca mirar hacia otro lado.

Bss

Marta G.Brea dijo...

Por cierto, impresionante foto con la que ilustras tu entrada. ¿Cómo desviar la mirada e ignorarlo?

Leo dijo...

Al respectie, otra frase que nos valdría para ilustrar esta gigantesca hipocresía es aquella de "Les llenamos de agujeros y luego se los tapamos con vendas". O, peor aun tratándose de un gobierno de "iskierdas", aquel maravilloso provervio conservador que reza: "Donde hay un duro, a por él".

La hipótesis de Otis respecto a las armas españolas vendidas a Marruecos es interesante. Lo mismo están trucadas para que, llegado el momento de la verdad, disparen por detrás :p. En fin.

Marta G.Brea dijo...

Iván, leyendo por ahí, descubro que estabas en lo cierto, y que Orwell también dijo que "La ignorancia es la fuerza,
la libertad es la esclavitud,
la GUERRA es la PAZ"
. Son las consignas del gobierno llamado "el partido" y encabezado por el gran hermano que controla Inglaterra en el libro 1984.

IVÁN REGUERA dijo...

Marta: Sé que es una horterada decirlo, pero si me tuviese que llevar 10 libros una isla, uno sería 1984.

Bosco dijo...

'Soycine', te ha quedado un post de armas tomar. Imprescindible 'El señor de la guerra'. Por cierto, con un Nicolas Cage por fin convincente.

Me quedo con la reflexión de Rosa Montero hoy en El País: "Lo llaman alianza de civilizaciones porque no se atreven a decir 'de culturas', porque, le pese a quien le pese, civilización sólo hay una".

IVÁN REGUERA dijo...

Bosco: Interesante artículo el de la Montero. Otras perlas de su pluma:

"Pero se ve que hablar de un pacto de culturas o algo así (la palabra alianza también es pretenciosa) les pareció que quedaba pobretón. Se ve que querían algo más rimbombante y de mayor tronío. Y desde luego el término escogido es mayestático y hace que todo adquiera un tono ampuloso. Como lo que dijo la vice De la Vega: "Las Civilizaciones no son cerradas ni rígidas, sino porosas y abiertas". ¿A que suena enorme?"

¿Qué les está pasando a los chicos de PRISA?

gabriel reguera dijo...

hola ivan muy bueno lo tuyo