viernes, julio 10, 2009

Sufre, mamón

Frank Black, cantante de The Pixies, declaró en la presentación de su nuevo disco: “Siempre he defendido que los discos deberían ser más baratos. Ahora publicamos esta caja carísima y me siento el idiota más grande del mundo”. El año pasado Radiohead publicó su último trabajo y lo hizo en internet, ahorrándose el trinque de una discográfica. En una semana lograron tres millones de copias descargadas. Hasta la fecha, las discográficas se han estado riendo de nosotros y de los propios artistas. Ahora músicos y consumidores les decimos que se acabó. El viejo sistema se terminó.

Comprar un disco hoy es ridículo. Mejor es ir al Alcampo, sacar una libreta y darle en casa a la mula. Y los cantantes a cantar. En campos de fútbol o en plazas de toros, aunque por lo que leo la cosa cada día está más jodida. Con la crisis, la gente y los ayuntamientos no tienen más remedio que ahorrar en “eventos culturales”. Bueno, no pasa nada, quedan los garitos.

Nunca me han gustado los Hombres G. No me interesa hablar aquí de su talento, sino de su coraje. Los Puretas G acaban de presentar una web donde ofrecen sus nuevas canciones y con ella han anunciado que se desligan de la industria discográfica. Es decir: apuestan por la música en la red y piensan lo que muchos: "Hay que ser gilipollas para ir a comprar un CD en una tienda de discos teniendo Internet". Lo ha dicho David Summers, líder de la banda. Con las descargas en la red, ha dicho, "la industria discográfica se está hundiendo, el CD está acabado y hay que cambiar".

Y ha tenido los huevos de decirlo en la guarida del lobo. Es decir: en la sede de la SGAE de Teddy Tanguista, como lo llama el dibujante Pedro Vera. Al parecer, la idea de pasarse a la red surgió cuando las ofertas que recibieron de su discográfica "no tenía originalidad" y no les "ponían". Sorprende que sean estos señores, viejos reyes del pijerío más rancio, los que hayan tenido las agallas de decir lo que otros, imagino que más necesitados, callan. Qué cosas.

Escrito la noche del 6 de julio de 2009.

3 comentarios:

israelnava dijo...

Está bien que grupos y artistas se vayan dando cuenta y asuman el cambio de tendencia.

El caso es que Hombres G, se pasan de listos llamando gilipollas a los que les compraron cassetes y cds y los seguimos comprando. Claro, seguro que sus ventas en ese formato serán desorbitadas y les dará igual (ironía)

Pero está bien que sean conscientes...

Leo dijo...

A mí también me parece bien que la gente "de la industria" se queje de esa industria... desde la misma industria. De esta pronto veremos a Ramoncín y al Osito Teddy renegando de la $GAE :p.

Algo parecido comentaba yo al respecto de la piratería en una entrevista que me hicieron hace un tiempo: los únicos a los que interesa que el viejo sistema no cambie son aquellos que hasta ahora se han podido comprar casas y coches caros sin dar un palo al agua, parovechándose del trabajo de los demás. Es lógico que esa gentuza se resista al cambio, evidentemente, pero si algo bueno ha traído Internet, al menos en este caso, es la posibilidad de darle la vuelta a la tortilla. De invertir el equilibrio de poder y depositarlo en manos de la mayoría en lugar de en las manos de unos pocos oligarcas comno hasta ahora. Como debe ser.

Y respecto a lo de los conciertos, también hay cosas que deben cambiar: un grupo de conocidos míos (Lagarto Amarillo, para más señas), ha escrito en su grupo de Facebook, pidiendo ayuda a la gente para que de ideas de cara a la auto promoción y montaje de sus próximos conciertos. Porque en este caso las promotoras de estos saraos se las traen también.

Morgray dijo...

De ver renegar a esos dos de la SGAE, nada de nada, muchacho. Y si no, ¿a qué viene tanta insistencia en cobrar canon por las líneas ADSL?
De tontos no tienen un pelo. Saben perfectamente que el ciclo de los CD toca a su fin y que, si bien no desaparecerán, quedarán como algo minoritario.

Por supuesto que creo que los músicos (llamarles "artistas" en general me parece subirles mucho el nivel) deben vivir principalmente de sus actuaciones, que es el trabajo directo, pero supongo que ese es otro tema.

Y en cuanto al Sr. Summers, desde luego que hace muchos años que han estado sacando dinero a los gilipollas que los escuchaban y compraban sus discos (de ahí la G de su nombre, sin duda), y entre los cuales no me cuento.

En definitiva, los tiempos cambian.

Un saludo.