viernes, octubre 15, 2010

Trinchera

Cuando me plantee con NAPALM escribir, realizar y producir el documental que estamos llevando a cabo, no recordábamos la cantidad de factores que teníamos que controlar. Necesitábamos una cámara, y la compramos. Necesitábamos micro, y lo cogimos prestado de la oficina. Necesitábamos una amplia documentación, y nos la curramos durante meses. Necesitábamos aliados, y algunos encontramos. Teníamos claras unas imágenes, unos recursos narrativos y unos entrevistados, poco más.

Acabamos de llegar de realizar dos importantes entrevistas en París. Una esencial, sin ella no tendríamos nada después de todo el camino andado. Tenemos, creo, un buen material. Cuando a la vuelta, machacados, estábamos buscando un taxi en San Sebastián, comentamos lo realizado. El trabajo, conservado en las cintas de nuestras dos cámaras, podría haberlo realizado un sencillo equipo de diez personas, pero en este caso había sido realizado por tres mendas con más cara que espalda. En esa calle donostiarra, muy entrada la noche, celebramos lo esencial del trabajo realizado. Sin puñetas.

Escribir sobre el cine de trinchera parece algo pomposo, pero existe y lo hemos vivido en nuestras carnes. Lo hemos hecho. Y es cansado y agobiante. Y apasionante y divertidísimo. Todo junto. Hemos sufrido largos viajes en tren, hoteles de tercera, un material llevado en mochilas, largas pateadas, taxistas ladrones, sustos e improvisación técnica. Y merece la pena, joder que si merece.

Merece la pena haber encontrado a un experimentado todo terreno como Israel Nava, alias MacGiver, merece la pena reencontrarme con la energía creativa de NAPALM y su humor descacharrante, merece la pena salir orgulloso de las preguntas que hemos hecho, de lo bien que nos han tratado los entrevistados, saber que hemos hecho un trabajo serio y que todavía queda mucho por hacer. Merece la pena., joder que si merece. Escrito el miércoles 13 de octubre de 2010.

5 comentarios:

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

Y lo que nos queda, mister ;)

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Ya te digo.

Awake at last dijo...

:-D

Mks.

Leo dijo...

Enhorabuena chicos. El trabajo no es tal si uno disfruta haciéndolo. Y en esta ocasión al menos, todo apunta a que ha sido así ;-)

napalm dijo...

¿Ehh?