lunes, mayo 19, 2008

Lecciones de abuelos

No la he visto aun. No sé lo que me parecerá, pero tengo muchas ganas de verla. Y la veré con Frid, que es otra fan de la serie.

Todo empezó en una playa. Como dos chiquillos que acababan de desmontar el cine “de autor” del nuevo Hollywood con las mejores armas del cine “de espectador” del viejo Hollywood, Steven y George jugaban en la arena de una playa californiana. El primero le comentó al segundo que tenía una buena idea sobre los mitos relacionados con la búsqueda, por parte de los nazis, del Arca de la alianza.

Steven quedó entusiasmado con la imagen de un aguerrido arqueólogo vestido como Charlton Heston en El misterio de los Incas y participando en aventuras arquetípicas al estilo de Las minas del rey Salomón.

En aquella playa californiana nació Indiana Jones, cuya cuarta entrega fue presentada ayer en el festival de Cannes, un certamen que, lejos de lo que llegó a ser, se ha convertido en un circo donde desfila el cine más plano y comercial.

Las primeras declaraciones de los abueletes que han perpetrado esta nueva entrega son alentadoras. Tanto Spielberg como Lucas han querido, coherentemente, mantener la imagen de las tres entregas anteriores y han usado pocas técnicas digitales. El objetivo, han dicho, era "hacerla mágica hábilmente y no mágica digitalmente". Gracias, maestros.



Harrison Ford se ha unido a esta coherencia y ha declarado que su esperadísimo trabajo es “todo actuación física, nada de abdominales. Cada momento en la pantalla tiene que transmitir emoción, de lo contrario lo que ustedes están viendo es cinética". Gracias, maestro.

La crítica se ha dividido en Cannes. Desde allí, Rodríguez Marchante ha escrito algo divertido:
“No es ningún plato de gusto el tener que ver a los críticos más serios y barbados de Europa corriendo como lechuguinos a coger su sitio tres cuartos de hora antes de que empiece 'la peli'. ¡Qué espectáculo! Y luego irán por las universidades de verano hablando del ‘hecho fílmico’…”.

Según Marchante, al que le ha encantado 'la peli',
"nadie hace ya el cine como Spielberg, que es como decir que nadie hace ya el cine".

Espero disfrutar otra vez con el Dr. Jones. Una vez, hace ya años, hubo gente que supo hacer un gran cine de evasión y aventura. Antes de que llegase el píxel, el ordenador y los putos videojuegos, antes de la llegada de una generación de analfabetos funcionales que arrasó con el cine que conocíamos y respetábamos como aquella marea que acabó con el castillo de tito Steven y tito George.

12 comentarios:

Awake at last dijo...

"hacerla mágica hábilmente y no mágica digitalmente"

A Lucas le habrá costado un mundo, XD

Yo la veré en familia, es una tradición.

Mks.

IVAN REGUERA dijo...

Awake: Y que lo digas, porque lo de las últimas Star Wars era de pena.

israel yojimbo nava dijo...

Pues precisamente uno de mis miedos al ver el trailer es que habían abusado de efectos digitales en detrimento de los clásicos. Habrá que verla.

Desde luego las crónicas no hablan demasiado bien, pero es un hecho histórico, desde luego.

Iván, creo que eres un romántico empedernido con esto del cine. Spielberg decía en una entrevista en El País que si quisiera ganar dinero se dedicaría a otra cosa. Qué jeta tiene el chaval. Es un buen director, pero también ha sabido aprovechar esa decadencia de la que hablas para traerla a sus películas y actualizarlas, si se puede decir así.

En cualquier caso, iré a verla... pasadas un par de semanas, aunque creo que tal y como está el negocio no creo que haya llenos en las salas.

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Más que un romántico, soy un melancólico. Los románticos esperan los cambios, los desean, los buscan. Yo ya no. Me quito del cine, poco a poco.

Marta G.Brea dijo...

Tú lo has dicho Iván, ¿qué es sino el cine? Evasión y aventura. Y esta es una peli que hay que ver en una sala con una pantalla gigante.

No son los años amor, es el rodaje

IVAN REGUERA dijo...

Marta:

"¿Llamas a esto arqueología?"

(De 'Indiana Jones y la Última Cruzada', la que más me gusta de las 3 anteriores)

Marta G.Brea dijo...

"¿Te llamaron como al perro?" (También de la Última Cruzada)

Recordemos que se llamó Indiana por el pastor alemán de Lucas.

Sinceramente no sabría cuál elegir de las tres!

Awake at last dijo...

Yo lo tengo claro, la que menos me gusta es "El templo maldito", y entre las otras dos, "La última cruzada" sólo gana porque creo que tiene el ritmo más pulido que la primera.

Dicho esto, vaticino que el tal Shia Le Plufff me va a caer como una patada en los mismísimos, miedo tengo, pardiez...

Mks.

israel yojimbo nava dijo...

Yo me quedo con la última, desde luego. Aunque las dos anteriores le dan, precisamente, más valor y una madurez que espero consiga respetar esta cuarta.

Indiana Gabacho dijo...

Creo que aunque han afirmado que hay poco efecto por ordenador, mis contactos del FBI me dicen que hay mas de lo que dicen.

De verdad os gusta más la tercera?
Pues yo me quedo con las dos primeras, la tercera tiene un toque James Bond que me molesta.

La secuencia de comienzo de la segunda entrega me parece una de las mejores secuencias de la historia del cine. AMAZING!!!

Leo dijo...

GABACHO: Completamente de acuerdo: yo soy más fan de las dos primeras; especialmente de la primera, que tue la suerte de ver de re-estreno en un cine madrileño, al poco de estrenarse El Templo Maldito (que también tuve la suerte de ver en pantalla grande, como la Tercera...).

Yo no creo que vaya a ver esta última. El cine ya no es lo que era, y el dueto Spielberg - Lucas menos todavía. No merece la pena el riesgo, asi que esperaré a que esté disponible en la biblioteca del barrio, que suele estar al quite hasta traer cine comercial actual ;-).

Y un último apunte: uno de los sueños inconfesos de Tito Steven era dirigir una peli Bond. Tras el hostión de 1941, cuando su teléfono dejó de sonar, estuvo cerquita de conseguirlo, pero al parecer Lucas le rescató a tiempo... o no, porque a mí la tercera también me pareció muy Bond. Tal vez Spielberg cumplió su sueño...

IVÁN: Los videojuegos molan, ¿pasa algo? :p.

IVAN REGUERA dijo...

LEO: MUERTE AL VIDEOJUEGO.