lunes, diciembre 03, 2007

ProsperidaZ

Hablar de dinero es de mal gusto, pero hay momentos en la vida de uno en los que no hay más remedio que hacerlo. Por ejemplo a la hora de pedir un aumento de sueldo porque sencillamente está todo por las nubes, al observar a gente ahogada con sus hipotecas y préstamos, al ver el cierre de dignos negocios que sucumben ante las grandes superficies, los putos centros comerciales o los cada día más soeces gustos de la gente…

Aunque las niñas secuestradas, los octogenarios asesinos de gays o la última liposucción de una conocida cabaretera nos engañen, hay noticias en las que uno se detiene, vuelve a leerla y cambia su humor.

En esta España de la “prosperidaZ”, dos de cada diez españoles viven por debajo del umbral de la pobreza. Nueve millones de personas reciben entre 300 y 571 euros al mes. Lo dice el INE (Instituto Nacional de Estadística). ¿Qué se puede hacer con 571 euros al mes? Ahí no hay ingeniería financiera posible. Estamos ante la pura y dura miseria.

¿Cómo puede una familia de cuatro miembros vivir con 1200 euros al mes, si toca a 300 por cabeza? ¿Qué coño de país es este en el que el 20% de sus gentes no superan los 9.000 euros de ingresos anuales?

¿Cómo es posible que en la cacareada décima economía del mundo el 30% de los mayores de 65 años sea pobre de necesidad? ¿Cómo se come, en la cacareada era de la información, que un 20% de los hogares no se pueda permitir un ordenador, que el 38% no se va de vacaciones o que uno de cada diez no pueda permitirse una temperatura adecuada en su casa?

Aunque el INE no me dé demasiada confianza (considera, por ejemplo, que son 221 euros los que se gastan de media los españoles en la hipoteca) estas cifras no me parecen preocupantes, sino aterradoras y presagio de algo muy oscuro en el horizonte.

Yo, leyendo esto, me considero un privilegiado. Un favorecido que es, además, testigo de un fenómeno preocupante: no sólo hay cada día más pobres, gente que no llega, sino que cada día hay menos ricos, pero esos pocos son escandalosamente ricos. Obscenamente ricos. Y eso no hay “prosperidaZ” que lo maquille.

6 comentarios:

Carpanta dijo...

La pobreza para muchos ha sido un porcentaje, un número sin cara reconocible. Pero paseando por Madrid, cada vez se hace más evidente, por mucho que quieran engalanar la ciudad con luces.

Awake at last dijo...

Si sólo fuera en España...

Mks.

El Gabacho no esta para bromas dijo...

Vivir hoy en día en España y mas aun en Madrid es cosa de milagros...

Cuando el sueldo mínimo en Francia es el doble del español, y cuando mi madre compra la baguette mas barata en el supermercado en Francia que yo en el Eroski de enfrente, es para preguntarse muy seriamente como coño nos las apañamos para (sobre)vivir en España.

Manda huevos !!!
rotos y con chorizo!)

clot dijo...

Awake, eres un dictador(a) de los términos comparativos.

Awake at last dijo...

???

UnA, :-), y yo sólo lo digo por la crisis inmobiliaria estadounidense, :-D

Mks.

Leo dijo...

Esto es algo que yo vengo "denunciando" con los colegas desde hace muuuucho tiempo. Y es algo que no sólo atañe a España, como bien dice Awake. Aunque en España se hace más palpable al ser menos ventajosa la relación salarios / precios.

Cosas como estas son las que explican el auge de fenómenos como el populismo o la ultraderecha. No en España aun, pero todo se andará ;-).

Ahora comprenderán ustedes porqué llevo tantos años votando en blanco en cada consulta electoral... No me impora reconocerlo. Mierda de capitalismo y globalización.