jueves, diciembre 30, 2010

Si somos imaginativos

Le he metido buena caña al señor Pérez en este blog, y con razón. Ha dicho tonterías muy gordas. Pero en esta ocasión ha dicho algo lleno de sensatez. Veamos ahora si los suyos le entienden y ponen a trabajar la imaginación que han demostrado no tener durante tanto tiempo. Palabras de Pérez, presidente de FAPAE, patronal de los productores audiovisuales, para La Información:

Pongamos que el distribuidor te dice que va a explotar la película en cines tres meses; el del DVD, otros tres; el de la televisión de pago te dice que tiene un año desde el estreno en salas; y el de la televisión en abierto se reserva tres años. Entonces, ¿dónde está Internet? Para el nuevo modelo habrá que hacer una sentada con todas las partes.

Yo me pronuncio ya: creo que inicialmente un modelo de transición sería que la película se estrene en salas -teniendo en cuenta que ese periodo se ha acortado a cuatro semanas, a veces, dos- y a continuación se ponga en Internet. A la larga, si somos imaginativos, se podrá estrenar a la vez en Internet y en salas, pero a un precio que compense ir al cine; a las cuatro semanas ponerla en Internet por la mitad por sólo en streaming; al no sé cuánto tiempo te la puedes bajar pero sólo para un día, y más tarde la puedes conservar en tu propio archivo. Y todo eso jugando con diferentes precios.

Uno de los defectos que tiene el modelo de explotación del cine español es que no tiene grandes distribuidoras en salas. Cuando un productor español distribuye su película a través de una empresa americana, dicho cariñosamente, nos estamos poniendo en manos de nuestro peor enemigo. Sería kafkiano que no hiciéramos los deberes y tuviéramos portales de tamaño suficiente para evitar que el cine español tenga que depender de lo de fuera.
Todo lo que está pasando estos días lo recordaremos como el punto de inflexión para crear un modelo de explotación distinto.
La entrevista completa AQUÍ.