miércoles, agosto 31, 2005

Sabor a gloria


Volví a ver Entre copas. Supera la prueba del segundo visionado. Es maravillosa. En la escena del porche entre Miles y Maya... lloré como un gilipollas. Para mí ya es un clásico.

"Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador".
(Federico Fellini)

Joder, qué resaca tengo.