jueves, abril 03, 2008

El recreo de Google

Hace pocos días llegaron estas aterradoras imágenes a mi correo personal. El remitente me comentaba lo chulo que sería tener lo que tienen los de las fotos en sus oficinas, los empleados de Google. Y yo le contesté que no, que preferiblemente no quiero volverme gilipollas.

Pero vayamos por partes...

Foto 1: Dos tipos y una tipa trabajan frente a una pizarra. Uno de ellos, vestido con una camisa chuloplaya, está sentado sobre ¡un bote de remos! Frente a él, y con un rotulador, un tipo vestido en plan trotskista perseguido. La palabra ‘imbéciles’ se me queda corta. Luego investigaré en el diccionario.

Foto 2: Una empleada o-sea-te-lo-juro baja de una planta a otra por un tobogán como si fuese una niña de tres años. Posiblemente esa sea su edad mental, pero vamos a dejarlo, sencillamente, en que parece una disminuida psíquica.
Foto 3: El tontobaba de la camisa chuloplaya ahora juega al billar (tapete y lámparas a juego) con un gafapasta. De fondo, dos empleados jugando al futbolín y una cafetería chupiguaichi. Es la zona de recreo, aunque parece que la multinacional Google pretende que todo el trabajo de sus empleados sea eso: recreo.


Foto 4: Sí, ven bien. Iglúes, amigos míos, iglúes de diseño en el curro. Uno rojo y el otro azul. Y de aderezo nieve artificial y un monísimo pingüinito. Imagino que estas cápsulas que parecen sacadas de la peli 2001, servirán para echar la siesta, pero yo he pensado en lo excitante que tiene que ser hacerse una manola dentro.


Foto 5: Melenudo chupiguaichi sobando en el curro metido en una bañera llena de cubos de gomaespuma. Frete a él una pecera, más o menos el reflejo de su mundo interior.

¿Y todo esto para qué? Fácil: no para producir más y mejor, sino para que se queden más a currar. Para que se sientan como en casa o ¡mejor que en casa! Y algunos tragarán.

Otros, en cambio, dirían lo que debería decírsele al diseñador de este perturbado mundo Google: “Déjate de iglúes, de billares, de barcos de pescadores, de bañeras o de toboganes, respeta mi horario y súbeme el sueldo con un poco del pastizal que te gastas en estas majaderías. Majete”.

Y es que hay empresarios que todavía no entienden que, como dijo Robert Lee Frost, “el cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina”.

25 comentarios:

Leo dijo...

Jojojojojo. Auténtivo vitriolo con salfumán y ácido cianídrico el que sirve el Bueno de Iván en este post. No puedo estar más de acuerdo. Pero desgraciadamente es la moda actual: "venderte" la moto de lo bien que te tratan y de lo guays que son tu curro y tus compis de la ofi; todo para que te avengas a hacer horas extras a cambio de nada.

La culpa de haber llegado a esto la tienen Nolan Bushnell y Al Acorn (fundadores de Atari), que fueron los que iniciaron la moda del curro chachi-pilongi prohibiendo el uso de la corbata en sus oficinas. DE saber que se habría llegado a esto seguramente no lo hubiesen hecho :p.

IVÁN REGUERA dijo...

Leo: Y yo tengo suerte de currar en una empresa pequeña y con amigos, que si no me dan los siete males o acabo más alcohólico de lo que soy. O sea: como la Terele Pavez.

Gabacho recreativo dijo...

Tienes razon. La bañera en casa. que sino uno ya no marca diferencia entre el curro , el ocio, el relax, etc.

Estos creo que no tienen casa ni familia. Google es su hogar y es su familia.

IVÁN REGUERA dijo...

Gabacho: Sí, ya que tanto los miman, ¡que les pongan un consultorio psiquiático! Pintado de rojo y azul claro, que son sus colores corporativos...

Otis Driftwood dijo...

El otro día leí que Stallone no descartaba un quinto "Rambo" . He ahí los interiores para la película.

vane dijo...

Tienes razón, eso sin duda, pero yo teniendo un curro en el que no puedo ni salir a desayunar, ni siquiera hacerlo dentro, donde si tengo hambre mi compañero (qué haría yo sin él) me trae algo del bar y a escondidas me lo como en el baño...donde se me tiene prohibidísimo entrar en internet...me lo paso por el...pk mi blog lo escribo desde el curro...donde no me dejan hacer llamadas personales, y mucho menos hacer uso del móvil...Buffff Pues un poquito de envidia sí que me dan los trabajadores de Google...por muy patéticos que parezcan...

En fin...tengo un trabajo de mierda, así que cualquier otra opción siempre me parecerá mejor...

Besos!

IVÁN REGUERA dijo...

Otis: Jajajajajaja. Oye con tu permiso voy a linkar tu nuevo blog. ¡YA ERA HORA, COÑO!

Vane: Yo también tuve un curro así de asqueroso y puedo decir que me ayudó para gozar de una buena etapa como dibujante. Tenía tanto tiempo libre que imaginaba más y mejor que nunca. Eso y estar jodido y mal pagado es mano de santo. Así que aprovecha.

Leo dijo...

VANE: En el término medio está la justa medida, como todo. No me extraña que eches de menos un ambiente de trabajo más distendido, cosa en la que personas como Iván o yo mismo tenemos suerte (toquemos madera). Pero el curro es curro, y pese a todo yo te aseguro que a las 18:00 GMT +1 salgo de aquí escopeteao: tengo una vida ahí fuera ;-). Es lo que digo yo: si el trabajo fuese algo bueno, los ricos se lo habrían quedado todo para ellos :p.


IVÁN: Lo que dices es porque tus compañeros te observan, pero ya sabemos que en el fondo los consideras a todos como chusma, no lo niegues :p. Lo que sí es cierto es que cuanto más grande es una empresa peor se suele tratar al empleado, aunque en todas partes cuecen habas... ;-)

vane dijo...

Lo peor de todo es que mi jefe a parte de ser un cretino...está un poco loco y paga muy bien...con lo cual estoy condenada a quedarme aquí para los restos, pk vivir sola en bcn no está nada fácil. Y eso...me desespera.

Pero soy de las que cuando sale del curro disfruta de la vida, y eso me salva de cualquier depre...

Besos!!

IVÁN REGUERA dijo...

Leo: Frid te va a arrancar la cabeza por decir eso.

Vane: Haces de puta madre. Y al menos cobras bien, que sé lo que es vivir en una ciudad IMPOSIBLE.

fridwulfa dijo...

¿Chusma? Te has quedado sin fotos, guapo.

Awake at last dijo...

Joer, ya está dicho todo...

¡Me voy a la cama!

XD

Mks.

manuel g. dijo...

jajaja...esto es el sueño de un gafapasta.

Por otro lado, ya denunció Foucault que esa idea tan innovadora en el pasado de hacer comunes los lugares de trabajo, frente a las típicas oficinas separadas, era para que los mismos trabajadores se controlaran los unos a otros.

¿Y esto ahora qué sentido tendrá?

Como decís, seguramente será un paso más a la explotación al máximo: para que los trabajadores confundan ya definitivamente entre lo que es ocio/placer y trabajo. Con lo cual, se elimina el ocio, confundiéndolo con el trabajo.

¿No es una forma de intentar conseguir que el trabajador ya no tenga conciencia de que lo que hace es "trabajo para otro" camuflado como ocio nuestro?...El resultado perverso podría ser que si no diferenciamos, podriamos acabar viendo vampirizado nuestro ocio como trabajo para la empresa.

En fin, es inteligente. Ven que esta es una sociedad donde se valora mucho el ocio, y por tanto lo que hay que hacer es digerir ese nuevo valor para poder explotar mejor a los trabajadores.

Yo les diría a estos trabajadores...¿no preferís que el ocio sea sólo vuestro y el trabajo de la empresa?

Safron dijo...

Foucault estaba un poco obsesionado con su propio panóptico. Menos mal que luego vino Baudrillard a darle por detrás.

Yo soy más del ambiente tipo "galeras".

IVÁN REGUERA dijo...

Manuel: Amen.

Safron: A ti te va la marcha.

israel yojimbo nava dijo...

Para los que tengan un jefe insorportable (autónomos incluidos), recomiendo ver The Office. Maravillosa.

Iván, no tiene nada que ver con esto, pero esta noche en la Sexta podré entender por fin todos, absolutamente todos tus argumentos en aquel famoso debate de La 2.

Ja me maaaaten :)

IVÁN REGUERA dijo...

Israel: ¿Por qué hoy? ¿Por qué en La sexta?

Leo dijo...

FRID: No sabía que quedasen más retratauras en reserva. O no lo recordaba. ¿Te las guardas para un eventual chantaje? :p. En todo caso espero que aceptes un buen hornazo como compensación por daños y perjuicios ;-).

ISRAEL: Jojojojo. No sabía que esos 15 minutos de fama de Iván estuviesen colgados en el Youtube. En todo caso resultan útiles para conocer de primera mano la calaña, intelectual y moral, de algunos de nuestros giliprogres más reconocidos, así como del medio en el que se expresan (la TV púbica esa). Ahora ya sabemos que una vez Iván trabajó en Libertad Digital... :p.

Por cierto: voy a terminar por establecer cierto paralelismo entre Iván y Madonna, por aquello de los continuos cambios de look y tal O_o.

IVÁN REGUERA dijo...

Leo: jajajajjaa. Sí, ya dejé de lado mi Like a Virgin.

IVÁN REGUERA dijo...

Israel: Ahora lo pillo. ¡¡Echan JA ME MATEN en La 6!! ¡¡¡JAAAAARLLLLLL!!!

Safron dijo...

Pues ya que sacas el tema, Iván. Pones tanto empeño en que en tu discurso se identifiquen rasgos de todas las ideologías posibles, que no se puede negar: eres posmoderno total.

De todas maneras, no te preocupes: yo te quiero por tu cuerpo;).

manuel g. dijo...

jajaja...les destrozaste el debate...estaban incómodos, la mar de cabreados.

israel yojimbo nava dijo...

Leo: esos videos es de lo poco que conservo en internet y que no es de mi propiedad. Tenía muchos más pero ahora los copyrights los aplican de forma muy estricta. Pero los dejé porque son interesantísimos, son una gran muestra de los cerebros pensantes de nuestro cine.

Iván: si, es que no me dio tiempo a contestarte, pero veo que seguiste bien las pistas. Por cierto, pude ver los 5 últimos minutos. Quemar el negativo de esa peli es poco :P

Anónimo dijo...

Muy bonito este post. Señor Reguera, mis felicitaciones.
Un abrazote.
Suyo,
Jon Rocandio.

IVÁN REGUERA dijo...

Israel: Debería haber un Ministerio de Incineración de Fotograma.

Safron: ¿Mi cuerpo? Vayas gustos tienes...

Rocandio: Gracias.