lunes, abril 21, 2008

El spot de Carmen Chacón

Hay quien ve maravillosamente que Carmen Chacón -política sin experiencia alguna en el delicadísimo cargo que ahora desempeña- demuestre su valía visitando a las tropas españolas en Afganistán y hay quien ve otra campaña de imagen de los fontaneros expertos en marketing de ZP. Soy de los segundos.

Las limpias imágenes que hemos visto son un spot, nada que ver con la realidad de esas tropas. Chacón, que reproduce los golpes de efecto del bobo solemne, pretende demostrar, de forma ansiosa, la “normalidad” de ir preñada en un viaje de 20 horas de ida y vuelta hasta una zona de conflicto. Normal, lo que se dice normal, NO ES. A ninguna embarazada normal un médico normal (ella iba acompañada de tres) le aconsejaría semejante salvajada.

Pero, amigos, como todo en este gobierno, lo que importa es la estampa, la foto, el gesto, la imagen, el spot, la ceja.

Irenre Lozano ha escrito en ABC: "¿Para demostrar algo? No, simplemente porque la agenda de una mujer embarazada de siete meses se organiza con arreglo a una pregunta: ¿antes o después del parto? Ella ha respondido que antes. Y ha marchado a Afganistán sabiendo que su hijo podía nacer en un Hércules de la Fuerza Aérea española. ¿Algún problema? Ninguno. Sólo hace falta emprender viaje con ginecólogo, anestesista, pediatra y, por supuesto, con un par".

Rosa Díez, en cambio, ha escrito en su blog al respecto: “El hecho de que Carmen Chacón esté embarazada de siete meses no es ni una cualidad ni un demérito: es una circunstancia. Una circunstancia que no se puede obviar y que condiciona una parte de sus actividades físicas; como se las condiciona a cualquier mujer en esa misma situación”.

Como era de esperar, a Rosa Díez le han dado caña por estas palabras sensatas, tan fuera de la fábula zapateril y del feminismo Vogue. Ya lo avisé en el post del 16 de abril: “El PSOE usará todos sus aparatos mediáticos y propagandísticos para mostrar a UPyD como un partido facha”. Ejemplo de ello es la noticia que aparece hoy en Público. Titula así:
“Díez critica el viaje de Chacón a Afganistán porque ‘los focos se dirigieron a su condición de embarazada’”.

Como todos imaginarán, los comentarios de los lectores dejan a Rosa a la altura del betún y la comparan con Isabel San Sebastián, Losantos, etc. Sin olvidar perlas como “solo consigues votos como tus colegas del PP. Únete ya al PP, eres hipócrita y mal nacida por criticar. Es un honor tener una mujer al mando de nuestras tropas”.

Ojo, Rosa, ojo con lo que dices, que, como ha declarado Ángela Sanroma Aldea, directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, "Las críticas a las ministras son semillas que hacen que germine el maltrato".

Y se ha quedado tan pancha.

EL TEXTO DE ROSA DÍEZ.

EL TEXTO DE PÚBLICO.

EL TEXTO DE ABC.

4 comentarios:

Awake at last dijo...

Pues yo creo que tiene un poco de ambas cosas, "marketing reivindicativo", si quieres llamarlo así, que si bien como (casi) todo marketing da un poco de alergia, no viene mal para empresarios, etc., (yo he sido testigo de cómo un empresario del zapato DESPOTRICA porque una mujer de su plantilla se había quedado embarazada, y luego pone el grito en el cielo porque a su hija le habían dicho algo parecido en otra empresa, por ejemplo). Y en cuanto a la salvajada, ha habido múltiples ministr@s de muchos países con cáncer u otras enfermedades y no se ha armado tanto revuelo porque hayan proseguido con sus agendas.

Mks.

IVAN REGUERA dijo...

Awake: A mí me da igual que sea embarazada, mujer, catalana o baile flamenco. Lo que no me da igual es que estas mujeres, tan feministas ellas, no se den cuenta de que son UTILIZADAS con fines PUBLICITARIOS. Y si lo saben, más perverso me parece.

Y en cuanto a los borricos que hay por ahí, pues sí, los hay desgraciadamente.

Manuel G. dijo...

Efecto, espectáculo, marketing... al final los políticos hacen estas cosas para que se hable de ellos, para estar en boca de todo el país.

Es un éxito.

Debería ser normal que una ministra estuviera embarazada, pero irse a Afganistán...¿no lo podía haber dejado para unos meses despues?.

No sé quien gana, porque Esperanza Aguirre está montando también un espectáculo asombroso y consiguindo que todo el País esté pendiente de ella, a lo tonto a lo tonto, y dejando a Rajoy de incompetente, de la figura que impide el debate, de subordinado al que ella está vigilando...

Si esto fuera loable, es decir la manipulación (y Zapatero es un genio en esto)... yo me quito aún más el sombrero más ante Esperanza Aguirre, que tienen más malicia que Rajoy de aquí a Lima...y va a acabar con él.

Seré un machista, pero las mujeres con malicia, tienen más malicia que los hombres con malicia, y no hay fuerza que pueda contra una mujer que quiere algo, diciendo que no lo quiere.

Por otro lado, ¿no serán los machistas aquellos que piensan que las mujeres no son capaces de nada y simples angelitos? Yo creo a pie juntillas en el woman power, que no en la santidad femenina...esto sí es de machistas.

En fin, la política...nuevamente nos tiene abducidos a todos.

israel yojimbo nava dijo...

Yo no sé para quién es peor que Chacón sea ministra de defensa. Si para nosotros que la vamos a padecer, o en su caso los militares, o para ella misma, pacifista y roja declarada que además se da un tute estando embarazada y siendo imagen del sectarismo y la radicalización de ZP.

En cualquier caso, este tipo de visitas es una de las tareas que tienen los ministros de defensa. ¿Por qué tanto revuelo? Si las criticamos por su inexperiencia y su poca idoneidad para el puesto es machismo, pero si hace una visita correspondiente a su cargo se convierte en una gran noticia a la que dedican el doble de tiempo que en otras ocasiones.

¿En qué quedamos? ¿Una verde por fuera y roja y embarazada por dentro puede recibir un trato especial por ello cuando es su trabajo pero no puede recibir críticas?

Pero que panda de...