martes, marzo 31, 2009

Adiós a Maurice Jarre

Fue de los grandes, de la primera división, de los que solían escucharse en el programa de radio Polvo de estrellas, de Carlos Pumares. También formaba parte de los primeros espadas, firmantes de esos codiciados vinilos de la adolescencia. Fue el padre del mítico Tema de Lara, de Doctor Zhivago, pero también del no tan mítico tema del calvo del la ONCE.

Jarre, ganador de tres Oscar y padre del tedioso Jean Michel Jarre, empezó a ser conocido en 1961, cuando el productor Sam Spiegel le propuso componer Lawrence de Arabia. Y aceptó. Así, a lo grande, empezó en Hollywood.

David Lean fue clave en toda su carrera. Tras Zhivago, La hija de Ryan y Pasaje a la India (su tercer Oscar), se quedó sin poder componer Nostromo, último y frustrado proyecto del director inglés.

En los sesenta compuso El día más largo, Lawrence de Arabia (su primer Oscar), El coleccionista, Doctor Zhivago (segundo Oscar), Los profesionales, ¿Arde París?, La noche de los generales y Topaz. En los setenta compuso La hija de Ryan, Tamaño natural, El hombre que pudo reinar, Jesús de Nazareth y El tambor de hojalata. De los ochenta y noventa destacan Pasaje a la India, Único testigo, La costa de los mosquitos, Gorilas en la niebla y Ghost.

Fue un tipo que supo evolucionar, usando el sintetizador y la música electrónica o étnica para sus bandas sonoras de los ochenta. El año que vivimos peligrosamente es un buen ejemplo de esta evolución en Jarre.

Trabajó para Alfred Hitchcock, John Huston, Luchino Visconti, Peter Weir, John Frankenheimer, William Wyler, Richard Brooks, Elia Kazan, Clint Eastwood y Michael Cimino, entre otros. Casi nada.

Gracias, Mr. Jarre.

5 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Una gran pérdida sin duda.La música de cine pierde a uno de los más grandes a la altura de Steiner o Herrmann.Evocador aquel inolvidable tema de Lara que es el que rondaba en mi cabeza al leer esta triste noticia.Nos ha dejado un gran legado y siempre tendremos su musica en las peliculas a las que llenó de vida,de sentimiento.Yo,como fanático de las bandas sonoras,este hombre era de mis favoritos.Y lo triste es que sea mas conocido el hijo por la musica electronica esa....Pues el papá era la de Dios...Un tema que tambien sonaba en Polvo de estrellas y creo que es de Maurice Jarre es Grand Prix.Eso es escucharlo y ves en la imaginación la Pole Position y coches preparados en sus puestos de salida.¡¡Dichoso cancer!!Descanse en paz y gracias por todo Sr.Jarre.

IVAN REGUERA dijo...

Juan Carlos: Efectivamente, Grand Prix es de Jarre. Para John Frankenheimer, que supo rodearse de los mejores compositores, hizo también The Fixer o The Extraordinary Seaman.

Gabacho triston dijo...

Que descanse en paz nuestro queridisimo Maurice Jarre!
Uno de los mas grandes sin lugar a dudas.

israel yojimbo nava dijo...

De Jarre siempre me quedaré con la gloriosa secuencia musicalizada genialmente de Unico Testigo. La de la construcción del granero. O El Club de los Poetas Muertos y los chavales sobre el pupitre.

Leí una vez en Fotogramas, por lo tanto tal vez sea falso, que Jarre supo que ya no tenía que hacer nada en el cine de ahora (qué bien traído para tu último suspiro, Iván) cuando le recomendó a un productor de un estudio que para la banda sonora pusiera algún tema de Bach. El productor le preguntó que le parecía estupendo y que le dijera cuál era el último cd que había publicado Bach.

Con Dios, señor Jarre.

IVAN REGUERA dijo...

Israel: JAJAJAJAJAJA. Suena a camelo, pero es gracioso.