viernes, mayo 22, 2009

Cine español: como el lino

Que paren las máquinas. José Luis García Sánchez va a adaptar la novela ‘Los muertos no se tocan, nene’, de Rafael Azcona. Ya veo las colas en los cines. Las esperas. Los desmayos. No es mucho imaginar, en su reparto estarán estrellas de la talla de José Luis López Vázquez y Juan Luis Galiardo. La Rioja otorga 72.000 euros para gastos de producción y David Trueba será uno de sus guionistas. Un lujazo.

Esta esperpéntica noticia sobre un director mediocre que sigue trabajando y consigue financiar películas que no ve ni Cristo, me sirve para hablarles de un buen reportaje para El País publicado ayer. En él, Javier Martín maneja unos datos sobre el cine español muy escalofriantes. A PRISA ya no la reconoce ni la madre que la parió. Lean unos extractos:

Quizá para explicar el fenómeno de tanta película española que no se proyecta o que atrae a menos de 100 personas hay que recordar el sistema de ayudas oficiales a la industria del cine. Ayuda del Gobierno central, ayuda de los Gobiernos autónomos, ayuda, por obligación legal, de la televisión pública estatal, de las autonómicas y de las privadas... Así hasta tener la sensación de que igual se hace cine como se cultivaba el lino, para recaudar subvenciones, aunque luego ni se recoja el lino ni se proyecten los filmes.

Cualquier rodaje en España, al margen de su calidad, tiene derecho a que la Administración central le dé (previa justificación) el 15% de la taquilla (con límite de un millón de euros) y el 33% de la inversión del productor, aparte ayudas autonómicas y de televisiones (203 millones en 2008).

Siempre ha habido ayudas al cine, pero las de las televisiones no se implantaron por ley hasta 1999. Pronto se vieron los frutos: de producir 65 títulos en 1998 a 106 en 2001. Pero el incremento de títulos no repercutió en el taquillaje. Hoy, pese al aumento de la población en cinco millones, hay cuatro millones menos de espectadores y 108 películas más, una sinrazón. Otra, Cataluña produjo el año pasado más filmes que el Reino Unido (77 contra 66), al margen de coproducciones.

Año tras año, alrededor del 20% de la producción nacional no llega al cine o reúne a menos de 100 espectadores. ¿Qué pasa con el fracaso económico? En teoría más de una productora debería quebrar cada año, pero no. El pasado año, según Cultura, se rodaron 173 largometrajes. De todos ellos, 24 tuvieron menos de 100 espectadores; otras 46 aún no se han estrenado, lo que, a mes de mayo, no presagia nada bueno. De las películas rodadas en 2007, 20 continúan sin estrenarse. Se rueda demasiado, según los productores; pero ése es sólo el segundo problema, el primero es que los españoles no van a ver películas españolas. La cuota de cine autóctono no encuentra parangón en el mundo. No hay país con tan poco aprecio a su propio cine.

13 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Muy buen articulo, y lo que más me sorprende es que se publique en El País.....como cambian las cosas

israelnava dijo...

¿Seguro que es de El País?
No sé...

IVAN REGUERA dijo...

Juan Antonio: Las cifras son tan indignantes que no se pueden ocultar o maquillar.

A más de uno de El País bajo el brazo le ha tenido que dar un soponcio.

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Creetelo, macho.

Juan Antonio dijo...

Lo mejor de todo esto, es que en plena crisis, y cuando la mayor parte de los ciudadanos se están apretando el cinturón (unos más que otros, eso es verdad), lo mínimo que se le tiene que exigir a la administración es austeridad, pero tocate el ......, que la partidad presupuestaria para ayudas al cine se incrementa....ellos viven al margen de la dramática realidad de este país

fridwulfa dijo...

En realidad, lo están planteando todo mal. Si el ministerio de cultura quiere apoyar y potenciar el cine español, las subvenciones no deberían ser a la producción de la película, si no a la promoción.

Por ley, una pasta para promocionarlas, asegurar espacio en horario de máxima audiencia según target del film en todas las cadenas para darles bombo, trailes de puta madre bombardeándonos para avanzar la peli, cartelería gratuíta...
El cine español es malo, cierto, pero no es peor que mucha mierda yanqui que nos tragamos de mil amores. Lo que pasa en muchas ocasiones es que la gente no se entera de que hay pelis españolas en cartel. Estoy convencida de que alguna de ellas, no digo una mayoría, pero alguna de ellas, habría funcionado mucho mejor si hubiese tenido la oportunidad de darse a conocer, pero al final, ese lujo se lo permiten cuatro, los demás, con suerte, estrenan. Y ya pueden dar las gracias.

Menos dispendios de presupuesto de producción, agudizar la imaginación y asegurarse de que todo quisqui sabe que estrenas el próximo viernes "en las mejores salas".

Y punto pelota. La mayoría de las pelis seguirán siendo igual de casposas, pero podrán competir en igualdad de condiciones con la caspa internacional que nos tragamos semana tras semana en la cartelera.

Anónimo dijo...

Las veces que he ido a ver cine español ha sido, lo confieso, porque estaba muy promocionado, hablaban maravillas de composiciones humanas profundas, escenografías y fotografías alucinantes y actuaciones monumentales. Siempre me he llevado un chasco, así que ya no creo en las promociones de cine español. Cuento con mi inseparable mula "Genoveva" para descargarla.

Anónimo dijo...

Ya basta de hablar tan mal del cine americano. Es en buena parte superficial y falto de contenido, PERO AL MENOS POSEE UN CONTROL TÉCNICO, DE ESPACIOS, DE RITMOS Y DE PLANOS QUE AÚN NO CONTROLAN LOS ESPAÑOLES NI SIQUIERA MINIMAMENTE.Sé que estoy hablando de´mínimos conocimientos técnicos, de arte ni hablemos. Pero es que los de aquí ni eso...¡qué cara hay que tener para creerse director cuando no sabes controlar el ritmo de una escena! ¡país de caraduras!

Gabacho Vomitando dijo...

Ivan,

Comparto al 100% la opinión de Frid!
Craso error efectivamente a la hora de dar dinero para producir, hay que darlo para distribución.

Por otro lado, sería importante tener una figura de "productor/guionista" que valore con alta exigencia los proyectos antes de hacerlos....figura que existe en la televisión americana. Asi se producen maravillas como Madmen que contiene mas cine e inteligencia por frame que toneladas de largometrajes.
EXIGENCIA!

De todos modos, ya era hora de que un periodico como El Pais (que de independiente ya no tiene nada... ahora ha pasado a ser "Global")lance granadas como está.

Y que acierto al poner como ejemplo maximo lo de Jose Luis Garcia Sanchez. Mas de lo mismo... hasta cuando?????

fridwulfa dijo...

El problema es que, mientras muchos productores amorticen las pelis antes de estrenarlas (contando con subvenciones, ventas de derechos a TV y esas cosas), la batalla por vender entradas no importa un carajo, y así se hacen los truños que se hacen.
"Me importa un carajo que el guión o la historia, o los actores o el acabo final sean malos, yo ya me lo he llevado calentito."

Si en lugar de facilitar esas maniobras, se vieran obligados a competir de verdad, a trabajar los guiones, a cuidar todo el proceso, estoy convencida de que se mejoraría mucho. El cine español no es tan malo y diga lo que diga ANONIMO, no falta control técnico, tenemos profesionales cojonudos, menos tal vez que en yanquilandia, es cierto, pero los tenemos.

Pero al cabo del año salen unas cuantas pelis bastante buenas, el problema es que no se entera ni el tato, muchas no se estrenan, otras duran tres días y las que duran siete pasan ni pena ni gloria por falta de información.

Mientras, a las que se les da bombo y platillo son auténticos truños pero que cuentan con la suerte de poder dejarse los cuartos en promoción. Resultado: sólo nos enteramos de cuatro estrenos, que no tiene porqué ser lo más representativo de la producción nacional, ni muchísimo menos lo mejor, pero que son los que usamos para formarnos una opinión "informada y seria" de lo malo que es el cine español y de lo mucho mejor que es el cine estadounidense. No, señor, en el cine estadounidense no hay mejores profesionales, lo que hay es muchísimo más dinero y una mentalidad y forma de plantear el trabajo radicalmente opuesta a la que tenemos en este país. Punto.

Anónimo dijo...

Que un señores que se están gastando una pastaza en una producción como Alatriste, no se den cuenta de que el guión hace aguas por todos lados, las historias están inconclusas e inconexas y que la película deriva hacia la confusión y la nada, es de tener muy poco conocimiento técnico de cómo se construye una historia. Hace falta talento, sí, pero primero un conocimiento del que carecen. Si aún así este truño de película se premia y se aclama, dice muy poco de la capacidad crítica de los academicistas y del público, del paupérrimo nivel de autoexigencia que tanto individual como colectivamente deberían de poseer unos artistas que denostan el cine americano pero que, al mismo tiempo le hubieran dado veinticino goyas a "The Ring". Porque se los hubieran dado, oiga.

IVAN REGUERA dijo...

Me encanta leer el debate que ha generado este post. Se palpa el hartazgo. Y no me extraña…

Frid: Estoy contigo con que se debería inyectar menos (más bien NADA) en productores caraduras que no arriesgan y más pasta para promocionarlas, pero en un país de memos donde los informativos hacen publicidad de las pelis (ya hasta de los trailers) de las majors olvídate. Somos ‘asín’.

Que las pelis sigan siendo igual de casposas, pero puedan competir en igualdad de condiciones con la caspa internacional no me parece una solución. Al menor para el espectador, puede que sí para la industria que podríamos tener. Yo quiero calidad y no me vale el “hago la misma mierda que tú” porque entonces tendremos Torrentes y Fugas de cerebros hasta que nos salgan por las orejas. Y eso tampoco.

En cuanto a los profesionales (mejor o peor que en USA), yo creo que no tiene que ver con el dinero. Entre copas se puede rodar en La Rioja con un equipo similar pero, ¿qué sucedería? Que la música la haría Roque Baños y no Rolfe Kent, Paul Giamatti sería Resines, Virginia Madsen sería Neus Asensi y el director sería David Trueba en vez de Alexander Payne. En el cine español el pescado está vendido, es endogámico, siempre son los mismo mataos, el diseño de producción es INEXISTENTE y el gusto escasea porque somos muy, muy ramplones.

Anónimo: La solución de la mula "Genoveva" es magnífica, así te ves por la cara cosas como Dos de mayo o La conjura de El Escorial. No comparto que TODO sea malo. A veces, y en salas, hay sorpresas como Martín H, Ficción, El método, Azuloscurocasinegro o La noche de los girasoles. Y otras, como dice Frid, que no habré visto. Si todos los guiones, repartos y producciones fuesen como los de Los lunes al sol otro gallo nos cantaría.

Pones un gran ejemplo: Alatriste. Se vendió como el gran buque insignia del cine comercial y de calidad Made in Spain. ¿Resultado? Otro truñazo inconmensurable. Un casting deplorable (esa Blanca Portillo como Bocanegra, ¡por dios, señor Luis San Narciso!), un guión indigente (Díaz Yanes flojo y perdido), una realización académica y olvidable (Díaz Yanes flojo y perdido) y un ceguera industrial acojonante uniendo todas las novelas del personaje en una peli. De bobos, que hubiesen dicho los yanquis.

Y veinticinco Goyas a "The Ring" son pocos. Recuerda la lluvia de nominaciones que tuvo esa porquería llamada Los crímenes de Oxford…

Gabacho: La figura del productor/guionista debería ser la base de todo, porque la base de un film es y será siempre el guión, que debe ir acompañado del baño de realidad que depende del producer.

Y sí, Jose Luis Garcia Sanchez es un ejemplo paradigmático del parque jurásico que es nuestro cine.

IVAN REGUERA dijo...

Y una cosa más, para acabar por hoy: Ya que buena parte del dinero viene del MINISTERIO DE CULTURA, hay que ayudar con ese dinero a nuevos talentos, al riesgo, a nuevas ideas o nuevos guiones, y no a los GarciaSanchez o los Garcis de turno.

Y si el asunto es crear taquilla y público, que sea INDUSTRIA la que reparta la guita. Por ejemplo para la promoción, como decía Frid, o para distribuir bien, como decía Gabacho.