miércoles, septiembre 14, 2011

Dormir

No había buenas noticias para mi gato. En el caso de no responder a la medicación, la veterinaria me ponía ante “el peor de los escenarios”, que es lo que decimos cuando alguien la va a cascar. Esa mañana no estaba yo para eufemismos.

- Quieres decir que tendrías que matarlo.
- Dormirlo. Preferimos usar esa palabra.

Mientras ella prepara dos jeringuillas de potente antibiótico, miro a mi debilitado gato y retomo la conversación.

- Me parece curioso vuestro lenguaje.
- ¿Cómo lenguaje?
- Sí, lo de “dormir”. Lo dice mucha gente y es un poco infantil, para qué nos vamos a engañar. No va a dormir, va a morir.
- Bueno, no, lo dormimos.
- No mujer, dormir es anestesiar. Te despiertas y sales vivo de eso.
- Sí, pero de ahí a usar la palabra "matar"…
- Quitar la vida.
- Dormir, mejor.
- Sacrificar.
- Dormir. Y ahora, por favor, coge al gato que tengo que inyectarle.

4 comentarios:

Bosco dijo...

Haberle dicho, Mira para Andreoco dormir es la vida o sea que no me jodas.

IVAN REGUERA dijo...

Bien visto jajajaja

napalm dijo...

Hay que joderse. A los animales entonces, en vez de venirles a buscar la parca...¿viene a buscarles Casimiro?
Pero aún puede reaccionar a los antibióticos, entiendo del texto.

IVAN REGUERA dijo...

Jajajaja Parece qué. Vamos a esperar.