martes, agosto 19, 2008

La mirada cínica

Una mañana, a Vicente Vallés le “tocó” hablar en su programa informativo de la nueva edición del infame Gran Hermano, que emitía su propia cadena. Ni corto ni perezoso, y con delicada ironía, lo puso a bajar de un burro. Entonces me dije: “Vaya santos huevos que tienes, chaval”. "Raro, raro, raro", me dije también.

Lo único que veía yo en la tele era el informativo matutino de Vallés. Mi rutina se basaba en despertar, lavarme, ponerme un cafelito, vestirme y enchufar Telecinco para ver a este profesional en su salsa, en su programa La mirada crítica.

Vallés se caracterizaba por su estilo, su juventud, su incapacidad para la crispación, el ademán o la vulgaridad, por una manera insobornable y elegante de enfocar las entrevistas. Tiraba a dar a ministros o a popes intocables cuando hacía falta y dejaba cómodo al entrevistado cuando tocaba, cuando se lo merecía. La mirada (azul) de Vallés era limpia. Raro, raro, raro.

Cuando Bosco, que de tele sabe un rato, me chivó que Vallés tenía los días contados, no me lo pude creer. El programa era un oasis de periodismo entre los lugares comunes o los panfletos de otras cadenas. Vallés y su equipo me entretenían y me informaban sin dogmas, sectas, clanes, tejemanejes empresariales o comisarios políticos.

Aun recuerdo el admirable, histórico programa que dedicó a los protagonistas de la transición, sentando en la misma mesa a veteranos políticos dispares, opuestos, antes enfrentados. Todas las mañanas disfrutaba de su espacio. Raro, raro, raro.



Este puente he confirmado, desalentado, la noticia: Vallés se va y, a partir del mes que viene, La mirada crítica será presentado y dirigido por Maria Teresa Campos, periodista amarilla virada a rosa cuando toca, todo un camaleón.

Hay que reconocer que el astuto Paolo Vasile ha hecho una jugada empresarial sobresaliente. Las dos damas de corazones y enemigas en la batalla del share (o no share, esa es la cuestión), Ana Rosa y Mari Tere, estarán juntas en las mañanas de Telecinco. ¿Las marus empezarán a interesarse por la vida parlamentaria, el IPC o el índice Nikkei? Raro, raro, raro.

En fin, como dirían los catalanes, el negoci es el negoci. O como dijo Martín Prieto, “todos los medios son conservadores… de su propio negocio”.


Escrito la noche del 18 de agosto de 2008.

Puedes leer AQUÍ el artículo del blog 'La tele de cristal' al respecto.

2 comentarios:

israel yojimbo nava dijo...

Raro, raro, raro que, describiéndolo como lo describes, hubiera durado tanto.

Leo dijo...

Pozí. Yo jamás he visto este programa, pero tal como lo describes llama la atención que no se lo hayan cargado antes. De todos modos ya se ha consumado la tragedía, y la Campos (de la que me voy a ahorrar comentarios porque, sinceramente, no merece la pena) vuelve a la carga. Esta tía es como la tisis: no hay forma de erradicarla definitivamente... :p.