jueves, diciembre 18, 2008

¿QUÉ ES DE LO MÍO?

El sábado pasado, por la mañana y en la sede de la filmoteca, se reunieron los guionistas españoles, ese gremio obligado a adaptarse a la ramplonería televisiva o a ser invisibles entre tanto “autor” cinematográfico que cree todavía que sabe escribir.

Yo no fui porque no sé que hace ahí un guionista publicitario y porque tenía una resaca de cojones. Según cuentan las crónicas blogueras de los allí reunidos, se habló de una carta a Zapatero en la que los guionistas expresarán su mala uva por haber sido apartados de la nueva Ley de cine. En ella, dicen, se olvidan de los autores de las historias. Esa cosa tan prescindible.

Lean lo que opino sobre el tema en MI BLOG DE CINE.