jueves, junio 12, 2008

Las sobras de Esther Jaén

Para silenciar a alguien incómodo, en este país basta con los politizados consejos de administración de las cadenas y los mercenarios mediáticos para enterrar al personaje con su prosa.

La periodista Esther Jaén es lista. Muy lista. Ha sabido medrar en uno de los dos bandos periodísticos que te parta el corazón. Aunque hizo sus pinitos en La Razón, Jaén ha optado por los progres y ha rematado una jugada perfecta para cebar tanto su ego como su cuenta corriente.

Esta catalana formó parte de la redacción de la Cadena SER y colabora con el diario digital progre y amarillista elplural.com y con las zetapistas RNE y TVE (trincó en Los desayunos de TVE y trinca en 59 segundos). También mama de la “tertulia política” del programa de Ana Rosa y de Madrid Opina, en Telemadrid. Ayer le descubrí en otra poltrona progre: el diario Público. La tía no para.

En su articulito nos recordaba la Jaén, junto a una foto de Rosa Díez en la que sólo le faltaba sacar babas por la boca, que en el Consejo de Telemadrid los ‘socialistos’ plantearon que Díez no podía ser tertuliana del citado Madrid Opina porque se emite en una televisión pública y Rosa Díez, al ser representante de un partido político, tendría que aparecer en pantalla los minutos que fuesen proporcionales con sus votos. Vamos, que le tenían ganas y se la han cepillado.


A la Jaén, que compartía bolo con Rosa Díez, esta censura, votada con entusiasmo por PSOE, PP e IU, le parece fetén: “Díez tendrá que conformarse con las sobras destinadas a las minorías”.

¿Desde cuándo un debate abierto es el Congreso o un canal público el Senado? Los paralíticos partidos y sus fontaneros mediáticos han decidido que ya está bien, que no le van a regalar a la Díez una plataforma como Telemadrid para que seduzca a más votantes.

Rosa Díez (yo la he disfrutado en ese debate) no iba a ese programa como líder de UPyD, sino como una mujer de 56 tacos que ha sido diputada foral de Vizcaya, consejera del Gobierno Vasco, eurodiputada, conferenciante y escritora.

La Díez, actualmente, es una de las mejores oradoras políticas de este país (lo demostró en abril en el Congreso y en cada entrevista que ha concedido a los medios que no la han vetado), sabe más que muchos de la situación en el país vasco y tiene tirón mediático. Y eso jode. Jode a los rojos, a los azules, a Izquierda Hundida y seguramente a Esther Jaén.

Si algo demuestra todo esto es que Rosa Díez da mucho, muchísimo miedo a los partidos hegemónicos y a sus correveidiles mediáticos.

Pero ni con esas la van a parar.

10 comentarios:

Awake at last dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Awake at last dijo...

XD, no te lo creerás, pero esta mañana he apostado un cocido en Lhardy y un viaje a París en coche-cama con mi madre (si apruebo la oposición, y de todas formas se lo debía por tantas otras cosas) a que Rosa Díez gana las próximas elecciones. Lo que no quiere decir que termine de confiar en ella, que conste.

Mks.

IVAN REGUERA dijo...

Awake: Dios te oiga, jamía.

Leo dijo...

Rosa Díez ganará las elecciones cuando España gane el Mundial de Fútbol. Aquí ocurre algo parecido a lo que ocurrió en su momento en Italia, donde un sistema político - mediático convenientemente "dirigido" impidió que el poder cayese en manos del partido comunista más grande de Europa Occidental ;-), saliendo elegidos a cada ocasión "los de costumbre", que tampoco era cuestión de que el país se precipitase hacia las hordas rojas, oigan.

Pues aquí lo mismo: tenemos dos partidos - clon, a cada cual más corrupto y manipulador, que a lo largo de un par de décadas se han encargado de atenezar un sistema presuntamente "democrático" para evitar que pierdan el poder los que, desde siempre, lo han detentado sin posibilidad de enmienda. Vamos, que como diría Franco desde la diestra de Dios (dedicándonos un guiño cómplice de paso) "lo dejé todo atado y bien atado, chavales".

Al menos nos queda el consuelo (flaco, pero consuelo a fin de cuentas) de que la existencia de gente como Rosa Díez indica que queda gente en política con algo más que serrín en la bola. Poca, y puede que cada vez menos, pero quedar, lo que se dice quedar, queda.

israel yojimbo nava dijo...

Jaén también sale ocasionalmente en el más que recomendable "Gato al agua" de Intereconomía, así que súmale un medio más. Eso si, ponen en la mesa a 3 contra uno, como ella o como Raimundo Castro. No puedo negar que me resulta mediáticamente satisfactorio :)

IVAN REGUERA dijo...

Leo: Ten más confianza, hombre de Dios. Y que la fuerza nos acompañe.

Isarel: 'El gato al agua' es una tertulia igual de sectaria que las progres. Además sale Alfonso Rojo. Buuuuuuf. Que echo la pota...

Como diría mi adorado Torrebruno: 'TIGRES, LEONES, TODOS QUIEREN SER LOS CAMPEONES'.

israel yojimbo nava dijo...

Ya, pero es que me mola ver "59 segundos" al revés, dando caña al único progre que invitan al programa. Buen finde, que yo haré lo propio :)

Bosco dijo...

Iván, aunque seas votante acérrimo de UPD, sabes queu lo que hizo Rosa Diez en Telemadrid era una vergüenza. Mientras era Eurodiputada del Psoe, y preparando en la soombra su nuevo partido, acudía al programa de Buruaga a poner verde a su partido. El fin pudo justificar los medios (de derecha) que utilizó, pero fue una política hipócrita que se hizo pasar por tertuliana. La Jaén nunca ha ido tan lejos, porque sabe cuál es su terreno y no traiciona a los que la pagan. La díez se ha hecho un partido gracias a la traición y a la hipocresía. Otra cosa es lo que predique ahora.

IVAN REGUERA dijo...

Bosco: "La díez se ha hecho un partido gracias a la traición y a la hipocresía". Manda huevos leer lo que leo.

La díez se ha hecho un partido gracias al descontento de la gente, gracias a abandonar (TARDE, ahí estoy contigo) su acta de eurodiputada y a un partido (el PSOE) ponzoñoso, gracias a contar con intelectuales de la talla de Boadella, Savater, Espada, Pombo o Llosa.

No se hizo pasar por tertuliana, ERA tertuliana.

"La Jaén nunca ha ido tan lejos, porque sabe cuál es su terreno y no traiciona a los que la pagan".

¿Te das cuenta del caracter sectario de esta frase?

Bosco dijo...

Cuentan de un chico que un día, por la mañana hacía autopromociones para un canal de televisión, y por la noche aparecía en la competencia criticando el trabajo que escribía por el día. Comía de lo que ganaba, lo que escribía por la mañana, pero por la noche se hacía con amigos cómplices de su autopromoción y enemigos de los que le pagaban. A tal punto llegó su valor, tachado de hipocresía, que la noche se convirtió en su día. Y sacó partido del partido al que hostigaba. Ahora sumaba de lo que restaba. ¿Habrá otro, entre sí decía, que piense y actue como yo? Y cuando los guiones de la mañana dejó, vió cómo los que como el pensaban, ahora también lo votaban. Y consiguió por este sistema un escaño, a costa de su nuevo emblema, soterrado engaño. Y se quedó en el centro, que sin noche ni día como extremos, dio más luz a lo que hasta este día conocemos.