viernes, octubre 31, 2008

EL ÚLTIMO PODER

En la dictadura, Franco asignaba a los directores de los periódicos. Hoy los asigna un banco o un consejero delegado. El poder varía, pero el terror es el mismo entre los que dirigen un periódico y los que curran en él. La concentración de los medios en muy pocas manos es un gran peligro. El poder de esas pocas manos en conglomerados que abarcan intereses partidistas, financieros, teles, radios, editoriales, periódicos y páginas web es una amenaza real, cercana.

Mariola Cubells, periodista que es de lo poco que se salva de esos folletos raquíticos que son los gratuitos, recordaba en ADN, del Grupo Planeta, unas palabras de la periodista de PRISA Soledad Gallego Díez: “Los periodistas estamos acojonados y puede pasar que del miedo de morirnos (de hambre, matizo yo) nos suicidemos. Una cosa es el periodismo y otra cosa la comunicación. En el periodismo hay reglas, rutinas y los periodistas deberíamos seguirlas, defenderlas. Sin esas reglas la calidad democrática baja, sin periodismo las sociedades son peores”.

Cubells también hacía referencia a José Antonio Zarzalejos, ex director de ABC. Sobre su despido, Zarzalejos explicó que fue víctima de una encerrona y no pudo ni despedirse de la redacción. “Mi sucesor estaba al otro lado de la pared”, dijo dramáticamente, como si estuviese viviendo en un fotograma La vida de los otros.

Aunque no ejerzo de periodista y soy sólo un bloguero, tendría que escuchar a todas las partes para saber cuánto de verdad hay en las palabras de Zarzalejos.

Mariola Cubells es una mujer que suele insistir en el tenebroso futuro que le espera a su profesión en sus libros y columnas. Y en este texto da sencillos ejemplos: en las ruedas de prensa no se pregunta lo que se debe preguntar porque el poder no desea preguntas incómodas. A veces hasta se anuncia, en un país que se vanagloria de ser democrático, que “no hay preguntas”. ¿Cómo que “no hay preguntas”?

Los currantes precarios, casi todos, están acojonados por perder el empleo y no quieren líos con el poder, que vete a saber tú que hilos mediáticos maneja ese poder. Y cuando el trabajo empieza a funcionar, cuando se empieza a gastar el dinero en el auténtico periodismo y no en sensacionalismo populachero, llega un ejecutivo con una cuenta de resultados y te echa a la puta calle para “renovar contendidos”.

Hace tiempo Juan José Aparicio escribió en Otra Realidad:

“Según Martín Ferrand, la facultad de periodismo no es más que un lugar en donde arreglarse un medio de subsistencia; se llega a ella sin pasión, sin cultura y sin vocación, por lo que de ella sólo salen licenciados técnicos sin una preparación ética, una palabra de la que ya ni se habla”.

“Esta completa falta de vocación les hace fácilmente manipulables para estas grandes macro empresas de la comunicación que buscan periodistas que se acomoden con facilidad a sus dictámenes ideológicos. Y, por consiguiente, todo aquél que intente tener una visión crítica e independiente es inmediatamente expulsado, o lo que es más habitual, no se le da la oportunidad ni siquiera de demostrarlo obstruyendo su acceso a la columna, al micrófono o a la cámara desde sus primeros intentos”.

“Esta creo que es la parte más desesperante de la reflexión. Porque si se le niega el paso a la gente más preparada, independiente y apasionada por su trabajo, no quedará esperanza de un cambio en el futuro del mundo de la comunicación, mas bien todo lo contrario, deberemos prepararnos para un atrincheramiento y endurecimiento de las posiciones actuales. Mas crispación, o a mi forma de ver, más confusión”.

La “era de la comunicación” está jubilando al periodismo de verdad. Y, como diría la propia Cubells, así vamos.

Escrito la noche del 29 de octubre de 2008.

6 comentarios:

Leo dijo...

Cada vez que leo cosas así recuerdo lo que Pumares dijo en tu libro respecto a que "en tiempos de Franco sabías dónde estaba el límite porque Franco era un militar, un Dictador. Ahora te dicen que eres libre de decir lo que quieras, pero no es verdad".

Resumiendo: que al final vamos a terminar pensando que los de "Cuéntame" tenían razón, y que La España de Franco era una puta arcadia feliz. Así nos va, efectivamente.

Y Manuel Martín Ferrand es Dios, cojones ya.

IVAN REGUERA dijo...

Leo: No sé si será Dios, pero sí uno de sus arcángeles.

Akematon dijo...

Si quieres y tienes tiempo pasate por mi blog y si t gusta puedes votarme a mejor blog personal en el concurso de 20minutos

UN saludo akematon.blogspot.com

israel yojimbo nava dijo...

Yo me quedo con la frase de una peli de Cantinflas.

Señor enfadado: "¿Usted sabe lo que es el cuarto poder?"

Cantinflas: "¿Y usted sabe lo que es no poder salir del cuarto?"

Aplíquese al tema :)

IVAN REGUERA dijo...

Akematón: me parece muy bien lo de tu blog y que te voten y tal, pero ¿qué tiene que ver con el tema de este post?

Anónimo dijo...

This entails eating 3-5x day (each and every 3 hrs if feasible).


Look into my web site ... best adjustable dumbbells