viernes, octubre 03, 2008

Iván. Hotel y domicilio

Ya está. He terminado mi apocalíptico ensayo sobre cine. Podría hacer como James Caan en Misery, pero no tengo champán en casa, sólo el cigarrillo. Tampoco una ex enfermera que me ate a los barrotes de mi cama y me parta las piernas.

Mi única duda ahora es cómo cojones titularlo. Tengo algunos títulos, pero aun no me convence del todo ninguno. Dos pasan a la final: EL ÚLTIMO SUSPIRO DEL CINE y CINE QUE AGONIZA. ¿Vosotros qué pensáis? ¿Se os ocurre otro nombre magistral que os pueda plagiar?

Es curioso esto de los títulos. El del libro que hice con NAPALM a Carlos Pumares salió antes incluso de escribirse, pero este no sale ni aun con el libro finalizado. Mi nuevo librito no es nada tocho y su contenido es demasiado amplio y ambicioso como para resumir su esencia en tres o cuatro palabras. Qué jodida está la cosa.

Ahora toca algo fundamental: que lo lea tu escasa gente de confianza. Y otra cosa esencial en la vida de alguien que escribe: tan importante como saber escribir, es saber venderse. Lo dijo el gran William Goldman. Y no me refiero a hacer el mamón en programas de televisión -como ya he hecho- o a acosar a Sánchez Dragó por la calle, sino a encontrar una editorial seria y convencerla de que tu material es bueno y que le conviene para su línea editorial. Vaya curro que me queda por delante, amigos.

Por mediación de un amigo al que no cito porque no le he pedido permiso, hablé con una editorial de libros especializados en cine. Su amo y señor fue muy amable conmigo. Me dijo, antes que nada, que la cosa estaba muy pachucha, que el mercado estaba realmente jodido.

Yo le dije, y ahí estaba el Ivancito vendiendo su libro, que el ensayo era muy cabrón y apocalíptico y que podría generar cierto debate. Ingenuo de mí. Él me dijo que aunque la cosa estaba malita, le mandara el libro. Muy amable, ya digo.

Otra amiga, a la que no cito porque tampoco le he pedido permiso, también tiene un contacto en otra editorial especializada en cine a la que llevo comprando libros desde hace años. Muchos años. Es una de las veteranas y distribuye bien. Le he manando el libro a mi amiga y estoy convencido de que hará todo lo que esté en su mano para que esta gente, al menos, me atienda.

Después de teclear libremente, cuesta ponerse este chip en el que debes explicarte, cuando es el libro, que te ha costado lo tuyo, quien se debe explicar solito, pero realmente, y si lo tomas con pasión y humor, el proceso de encontrar padrino puede ser muy divertido.

Y lo van ustedes a leer en este blog.

Escrito la noche del 1 de de octubre de 2008.

23 comentarios:

Gabacho suspirando dijo...

Si toca escoger.

El último suspiro del cine.

No hay color.

Ganas tengo de leerlo.

IVAN REGUERA dijo...

Gracias Gabacho, apunto tu opción.

fridwulfa dijo...

Que no te pase nada, rubio...

IVAN REGUERA dijo...

Gabacho: Por cierto... Cuando salga el libro, podría llevarlo a la ECAM para deprimir a todos los alumnos con mis apocalípticas tesis. ¡Menuda bomba!

A Leite le daría un mal.

israel yojimbo nava dijo...

Yo también prefiero El último suspiro, pero también se podría jugar con el título de alguna película (los 4 primeros van en serio, el último de broma):

- El crepúsculo del cine.

- Veredicto final (a modo de homenaje al fallecido Newman)

- Bobina 5 (o 6, que ahora se estilan películas más largas)

- ¡Qué grande era el cine! (a modo de título de programa de Garci reutilizado)

- ¿Qué he hecho yo para ver esto? (Muchos pensarán lo mismo de muchas pelis de Al-modóvar)

:)
Espero con impaciencia más noticias.

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Pensé en 'El crepúsculo...', pero es algo trillado. 'Veredicto final' es muy judicial. 'Bobina 5' es demasiado del gremio. 'Que grande era el cine' me gusta...

No sé, sigo dudando. Thanks.

Leo dijo...

Pues yo voto igualmente por la opción original ("El último suspiro del cine"), que siempre me ha gustado mucho. Lo de "Qué grande era el cine" suena a coña antigarci a mi modo de ver :p.

Vamos que yo, como informático que soy, doy validez para este caso a una de las máximas del gremio: "Si algo funciona, no lo toques". Y creo que el título que ya sabemos funciona a la perfección ;-).

dani dijo...

"Cómo convertir un truño insoportable en algo tal vez peor"

Juanfran dijo...

El cine que agoniza es un título HORRIBLE por dios.

IVAN REGUERA dijo...

Leo y JuanFran: Apuntado.

Dani: Eres un cachondo.

natxoman dijo...

¿"Apaga y vámonos"?

IVAN REGUERA dijo...

Naxoman: No está nada mal ese título... aunque le pega más a un ensayo sobre televisión.

Awake at last dijo...

El último "The end".
(este es el que más me gusta, los otros son más bien en plan brainstorm)


Flores para el cine.

El Apocalipsis del cine según Iván Reguera.

El cine ha muerto, por eso apesta.

XD

Mks.

natxoman dijo...

"¡CORTEN!"
"NO CONTINUARÁ"
"Cinefobia"

IVAN REGUERA dijo...

Awake: ME ENCANTA 'EL ÚLTIMO THE END'.....
'El Apocalipsis del cine según Iván Reguera' parece el Drácula de Coppola, jajajaja.

Natxoman: 'No continuará' es más de serie, pero es bueno. El concepto 'cinefobia' lo manejo en un capítulo del libro, tampoco está nada mal.

Juan Antonio dijo...

"El último suspiro del cine" me gusta mucho.

IVAN REGUERA dijo...

Juan Antonio: Apuntado.

Javi dijo...

"El cine la palma porque a mí me da la gana".

Dani dijo...

Qués que sé? (o como se escriba en francés), así te haces el misterioso y amplias mercado.

Weidner dijo...

Por mas vueltas que le dé El último suspiro del cine me parece el mejor título. Me da una idéa del contenido sin haberlo leído.

Salu2

Gabacho apocalíptico dijo...

Ivan,

Que te parece algo asi como
"El último pase"
"La última sesión"
"The last picture show"
"El Canto del Cine".

lo de presentarlo en la Ecam? Seria cachondisimo. Incluso puede que Leite comparta tu opinión al respecto, Jejjejej.

Abrazo optimista.

IVAN REGUERA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
IVAN REGUERA dijo...

Gabacho: Me ancanta "EL CANTO DEL CINE". Lo veo finalista.

Lo de la ECAM lo veo entretetidísmo. Y con debate posterior. Las nuevas generaciones contra F.M.Leite e Iván Reguera, mano mano. Dos hombres y un destino.