miércoles, octubre 28, 2009

Chapar

Cero sectarismo, un punto de vista diferente y nada casposo, una participación real de los lectores y una maquetación excelente no fueron suficientes para SOITU. Han durado 22 meses y ahora todos al paro. Seguramente porque no hay sitio para nada que no sean consignas, amarillismo, copiapega, encuetras chorras, cabras montesas que circulan en motocicleta, publicidad encubierta… ya saben.

La crisis publicitaria no perdona, y tampoco ha perdonado el BBVA, patrocinador del diario que dirigía Gumersindo Lafuente. Se le acabó la paciencia al banco. Y es que si no eres un medio realmente independiente, que no depende de la financiación de los de siempre, es lo que toca.

A partir de las 18 horas, sus hacedores estarán en la calle Cochabamba 11 de Madrid. Dicen que podemos ir a darles el pésame. Aunque el cierre de un diario decente es para darlo, no estaré allí, no estoy roto de dolor. Pero desde aquí va todo mi ánimo.