miércoles, septiembre 09, 2009

SEÑORA MINISTRA:

"Señora ministra, aquí una es una cínica por naturaleza. Demasiada gente se lleva tajada en este asunto. No sólo los fabricantes de las vacunas y los antivirus sino los que hacen las mascarillas, los de la vitamina C, los del bífidus activo, los fabricantes de ventiladores artificiales y pulsioxímetros, los de los pañuelos desechables, los productos de desinfección de manos, hasta los presos con enfermedades incurables que quieren aprovechar para marcharse a casa. Sin embargo, no me negará tampoco que la pantalla de humo les ha venido al pelo a su gobierno ahora que la crisis sigue su marcha, el desempleo tiene niveles históricos, nos suben los impuestos, sube el IRPF y baja el PIB. Una casualidad, supongo".

Lean el cojonudo y necesario post de Mónica Lalanda, médico de urgencias, AQUÍ. Gracias, Frid.

4 comentarios:

israelnava dijo...

Está bien que un funcionario o trabajador público critique a sus jefes. Son los más indicados: no les van a echar...

especies dijo...

Lalanda tiene razón en lo del gasto intolerable y la cortina de humo, etcétera, pero no sé a qué viene lo de que el ministerio no hace nada contra el tabaco: cito a Trinidad: "La sociedad española está madura para prohibir fumar en todos los lugares públicos". Es asqueroso, vamos. Pues si esto es la madurez, no sé cómo será la putrefacción.

IVAN REGUERA dijo...

Israel: Su condición laboral no me importa, sus palabras son acertadas.

Especies: En eso te doy toda la razón. 'Madura para prohibir', qué progresistas palabrejas.

israelnava dijo...

Hombre, su condición laboral es importante por que no deben tener miedo a represalias...

¿O no son trabajadores que también pueden protestar de sus jefes?