miércoles, febrero 27, 2008

No es país para lumbreras

La izquierda sigue secuestrando “la cultura”, como si sólo fuese posible en la “progresía”, en su trinchera, en su congregación. Y mucha gente de la “cultura” hasta se lo cree y hacen campaña, ya sea en el Círculo de Malas Artes o en otros bolos con relumbrón.

El lunes, ZP utilizó, entre otras argucias sucias, muy de su talante, el Oscar de Bardem para criticar a Rajoy, que estuvo bien en la contrarréplica recordando al Presidente que uno de “sus creadores” había llamado a los 10 millones de votantes del PP “imbéciles” sin que nadie se disculpase por ello.

Aunque me importa poco quien haya ganado el famoso debate (votaré a UPyD), me ha parecido de una vileza y de una torpeza atroz que ZP use argucias tan baratas y pueriles como decir que es sólo la izquierda quien se alegra del premio del actor.

La llamada izquierda no se cansa, sigue apropiándose sectariamente de los méritos culturales, dentro y fuera de España, con los argumentos más peregrinos. Méritos culturales progresistas frente a la era de la oscuridad y la caza de brujas que nos acecha con la derecha, claro está. ¡Pero si ZP acabó con un “Buenas noches y buena suerte”, por Dios bendito!

El disoluto Gaspar Llamazares ha asegurado, rimbombantemente, que el Oscar es para todos los actores de España. Recordado el compromiso de izquierdas de la familia Bardem, Llamazares ha entrado en la embriaguez electoralista recordando a todos los actores que han sido vilipendiados "en los últimos tiempos por sus compromisos en contra de la guerra, por sus compromisos de izquierdas".

Pero si hay un dirigente que destaque entre todos en esto de las declaraciones idiotas es Pepiño Blanco, que ha atacado a Rajoy diciendo que el Oscar es un "ejemplo de la España del triunfo" que ven muchos españoles "menos Rajoy". Como ZP y Llamazares, Pepiño denunciaba también los "vergonzosos ataques que han lanzado en los últimos días contra el mundo de la cultura y del conocimiento en España".

En su blog, El cuaderno de Pepe Blanco, este alto pensador acusó a Rajoy de tener "la caradura de felicitar" al actor por su premio cuando, en realidad, "muestra un total desprecio por él y por todos los que piensan como Bardem sólo porque le dicen la verdad y porque piensan con independencia".

Tremendo.

3 comentarios:

Leo dijo...

En fin, sin comentarios. Por arañar unos votos se politiza hasta eso de los Tongoscar. Como si fuese algo vital para el devenir de la nazión

Ahora mismo se me ocurren dos canciones ideales para entonar / seguir los principios que marcan: "Vivisekzión kon polítikos" de A Palo Seko y "Zas! patada en los huevos, político menos" de Las Vulpess.

Ahora vamos a jugar: políticos a viviseccionar... Jijijijiji.

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

Y seguro que Bardem no criticará las palabras ni de ZP y Blanco. Sólo él sabe lo que habrá hecho con el telegrama que le envió Rajoy felicitándole.

A mi que no me secuestren y me dejen paz... uy, pero si no soy un artista... me he columpiao :)

Anónimo dijo...

Please, stop me.
An ONU supervisor.
pta: Dese un paseo, Reguera.