martes, febrero 19, 2008

No es país para viejunos: un bluf

Es muy posible que los hermanos Coen ganen el Oscar a la mejor película este domingo de madrugada, algo que me parecerá bastante injusto. Ya saben, por la cosa de la compensación que tanto se estila en los primitivos premios de la Academia.

Juno, de Jason Reitman, es un film infinitamente superior, más humano, de impresionante guión y con una protagonista que nada tiene que envidiar a las grandes intérpretes que ha dado el cine de Hollywood.

No es país para viejos es un film brillantemente dirigido pero con unas pretensiones pseudofilosóficas insultantes. Y su final es una tomadura de pelo de quedarse turulato.

¿Y Bardem? Arnold Alois Schwarzenegger en Terminador tenía más registros y más diálogo.

Todo ello y más en EL ÚLTIMO SUSPIRO DEL CINE, mi blog cinematográfico.

5 comentarios:

Awake at last dijo...

Una entrada que me ahorro, :-D

Mks.

Gabacho Ambicioso dijo...

Mi hermano tambien salio decepcionadisimo.

Ya sabes la que tienes que ir a ver ;) No digo mas.

Gabacho Ambicioso dijo...

Mi hermano tambien salio decepcionadisimo.

Ya sabes la que tienes que ir a ver ;) No digo mas.

Morgray dijo...

Vaya, yo que pensaba que mi mujer y yo éramos casos aislados...

A mí me pareció simplemente pasable y a ella un truño, así directamente.

Por cierto, si me dan a escoger entre el Bardem poniendo cara de panoli ido y el Chuacheneguer en Terminator, me quedo con el Chuache.

Y ¡ay, el final! ¡Se te queda una cara como la del Bardem en la película!

Saludos.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo, esta película tiene momentos de Altísimo cine norteamericano, y cuando digo altísimo quiero decir rozando el cielo, el cielo de illinois, cuando menos.
Jon.