martes, junio 02, 2009

Los peliculeros contra El País

El País tiene calentitos a los peliculeros. En paralelo al culebrón Almodóvar, tenemos otra movida no menos grotesca: Fernando Trueba, Eduardo Campoy, Álex de la Iglesia y 84 firmas más “del sector cinematográfico español” arremeten contra una información publicada en el diario de PRISA y de la que yo me hacía eco en este blog.

Dicen los peliculeros que pudieron comprobar cómo El País dedicaba una “nada desdeñable doble página a valorar ciertos datos acerca del sector cinematográfico español y su pretendido divorcio con el público”. Lo de “nada desdeñable” se las trae, ¿pero eso de pretendido divorcio a qué viene? ¿Tienen datos que demuestren lo contrario? En su réplica no los hay.

Dicen a continuación: “Quisiéramos poner en su conocimiento que los datos utilizados no son suficientes para poder hacer deducciones valorativas acerca de la calidad del cine español o de sus profesionales”. ¿Muestran los otros datos? No muestran ni uno.

No tardan en entrar en la eterna cháchara: “Los datos que utilizan sus redactores no son precisamente los que explican una situación que tiene razones históricas, sociológicas, económicas, de comercio exterior, sin duda políticas y, por qué no reconocerlo, también culturales que obligan a un análisis más en profundidad". ¿Datos, hechos que nos puedan adelantar para ese “análisis más en profundidad” en su texto? Nada. Cero.

Siguen: “Hacer una deducción directa que lleve a la idea de que en España "igual se hace cine como se cultivaba el lino, para recaudar subvenciones, aunque luego ni se recoja el lino ni se proyecten los filmes" (sic) es un argumento absolutamente demagógico y falaz que no responde a la realidad de un sector que es mucho más complejo y que sin duda está necesitado de un proceso de profunda reconversión".


¿En qué se basa la complejidad? No lo sabemos. Lo poco que adelantan en todo el texto se resume en: dificultades de acceso de las películas españolas a sus "espectadores naturales" y la falta de pantallas suficientes para el cine español. Finalmente, y ante la falta de discurso, los peliculeros pasan a la descalificación:

“Por cierto, (el cine es) un sector mucho menos subvencionado que casi cualquier otro sector productivo en este país, como, sin ir más lejos, el de la prensa. Basta para comprobarlo contabilizar la publicidad institucional que albergan sus páginas”. Su estilo sigue siendo como sus pelis: chocarrero. ¿Y así es como Álex de la Iglesia, nuevo presidente de la Academia, quiere ganarse a la prensa? Yo es que me parto.

Puedes leer CINE ESPAÑOL: COMO EL LINO en este blog.

9 comentarios:

Tarquin Winot dijo...

Al periódico se le rebela el corral. Parece mentira, con lo que El País le ha lamido elculo a todos ellos con reportajes faraonicos sobre el cada estreno de Trueba o De la Iglesia. ¿Como se atreverá el flamante presidente de la Academia a despotricar y a diferir del reportaje tras un truño del calibre de "Los crímenes de Oxford"? Cosas veredes.

IVAN REGUERA dijo...

Tarquin: De comiquero underground y director "irreverente" a excelentísimo presidente de la Academia. Y sin hacer una peli decente desde 1995. Viva el cine apañó.

Del Trueba y cagarros como El embrujo de Shanghai no comento nada, que todavía no he desayunado.

Juan Fran dijo...

No hay divorcio entre el espectador y el cine español, hay divorcio entre el espectador y el cine de baja calidad.

No entiendo este estúpido patriotismo cinematográfico, me hace gracia cuándo uno de estos chupaculos salen en la tele llorando y pidiendo que apoyemos al cine español, cómo si esto fuera Eurovisión.

Que mierda de país joder

IVAN REGUERA dijo...

Juan Fran: Tienes razón: nos divorciamos de lo malo. Punto.

Leo dijo...

para mí la "profunda reconversión" que necesita nuestro cine consistiría, en resumidas cuentas, en coger a todos estos giliprogres rojillos y mandarlos a Siberia a currar. En camiseta.

Y a todo esto, ¿quienes se supone que son, según ellos, los "espectadores naturales" del cine español?. ¿Los mismos que se pasan el día abotargados ante la pantalla de la TV tal vez?.

Y el amigo Álex no ha hecho una sola pelicula decente, punto. Hasta 1995, Acción Mutante solo tiene de bueno el tema de Def Con Dos del mismo título. Y Respecto a El Día de la Bestia se sostiene por obra y gracia de Santiago Segura, nada más. Otra historia es que desde entonces el tal Segura lleve dando la brasa con el mismo rollo hasta hoy día. Pero es otra historia, insisto.

Y coño, ¿sabrá Rosie Pérez que De La Iglesia es ahra un alto funcionario?. Habría que preguntarle su opinión, que seguramente nos íbamos a reir rato largo :p.

IVAN REGUERA dijo...

Leo: Jajajaja, eres malo. Buen remate final en tu comentario. Diosssss PERDITA DURANGO puede que sea una de las PEORES películas que he visto en mi puta vida.

Juan Fran dijo...

¿Y de Ignasi Guardans sabemos algo?

IVAN REGUERA dijo...

Juan Fran: Ha ampliado las ayudas al cine español en 8,6 millones de euros.

IVAN REGUERA dijo...

http://www.publico.es/culturas/229768/descargado/peliculas