jueves, noviembre 19, 2009

Números

A propósito del obsceno, escandaloso palacio de Jaume Matas, Ignacio Escolar exponía unos números en su columna:

375 euros por cada escobilla del retrete. Hay 4 baños. 657 metros cuadrados de mansión. 8 televisores Bang & Olufsen.12.000 euros cuesta sólo el del salón. 500 botellas de vino, 50 Vega Sicilia, en una bodega. 40 bolsos de marcas de lujo, a 1.500 euros de media cada uno, en un ropero gigantesco. 38.000 euros gastados en cortinas. 2,47 millones de euros de coste del palacio, a pesar de que Matas dice que pagó por él 980.000 euros en el año 2006. 84.000 euros al año de sueldo. 152.805 euros lo que sumaba, en 2003, todo su patrimonio. 2 millones de euros de reforma. 40 felpudos a 800 euros cada uno. 30 obras de arte de valor aún no calculado. 12.894 euros de un reloj Cartier. 5.000 de un anillo de oro. 23.000 de un Rolex. Una casa en la playa y un piso de lujo en Madrid. Y un joyero casi vacío: lo más valioso se lo llevó a Nueva York. 13, Calle Génova. Rajoy da no sé qué golpes en la mesa. Firmeza, limpieza, transparencia… y Camps paseándose en un Ferrari en medio de una crisis bestial.

¿Qué escribo ahora que añada algo a esto, qué palabras que no hagan que se me quede cara de gilipollas al releerme? Mejor recurrir a los clásicos, ¿no creen? Estos días leo a Céline, que hace décadas escribió:

“Estamos acostumbrados a admirar cotidianamente a colosales bandidos a quienes el mundo entero venera. La opulencia se revela, en cuanto se examina de cerca, como un ininterrumpido crimen cada día renovado; pero esas gentes gozan de gloria, de honores y de poder, sus fechorías están consagradas por las leyes”.

5 comentarios:

Leo dijo...

En cierto modo esto es como en "Homicidio en primer grado", donde a un tío lo entruyaban de por vida por robar cinco dólares y un par de pantalones. La moraleja es clara: roba cinco dólares y si te cogen serás la cabeza de turco, el tonto del pueblo; roba cincuenta millones y serás admirado e idolatrado, incluso si te pescan. Y si eso ocurre no problem: siguiendo el ejemplo de Mario Conde o el más reciente de Antonio Camacho, te pasarás una temporada de vacaciones por cuenta del estado, y luego a vivir de las rentas.

Lo de Matas me arecuerda a lo de los prétores romanos, que teóricamente ejercían gratix cuando eran elegidos para el cargo (por un periodo de un año, sin posibilidad de reelección si no recuerdo mal), pero que aprovechaban ese tiempo para "forrarse" todo lo posible y más...

Y un último apunte: ¿quién no recuerda el famoso caso de Simancas y sus exiguas posesiones, incluyendo una Playstation... estropeada? En fin O_o

ramone dijo...

Qué asco me da toda esta panda de hijos de puta y el sistema que los cobija que no cambia debido, precisamente, a los hijos de puta anteriormente citados.

Anónimo dijo...

Pues a mi lo que me da es envidia . . . .

Awake at last dijo...

Ay, rei, dan ganas de... de...

Ay...

Mks.

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

Y mientras tanto, su padre sugiriendo que los secuestrados se lo merecían...
Hay asco para repartir y para todos los gustos, señores...