lunes, marzo 15, 2010

Diarios del bien y del mal

Dietrich Bonhoeffer fue pastor, teólogo y profesor y nunca dudó en apoyar a la paupérrima resistencia alemana en su lucha contra los nazis. En sus cartas y apuntes, escritos en su cautiverio, escribe:

“Hemos sido testigos de muchos actos malos; estamos de vuelta de todo; hemos aprendido el arte del disimulo y de la palabra ambigua; la experiencia nos ha llevado a desconfiar de los demás. A menudo hemos librado a nuestro prójimo de la verdad o de una palabra libre que le debíamos. ¿Somos aún útiles? Lo que necesitamos no serán genios, ni menospreciadores del ser humano, ni sagaces tácticos, sino personas sencillas, humildes y rectas”.

El 9 de abril de 1945, Bonhoeffer fue fusilado. En su celda se encontró una Biblia y un tomo de Goethe.

Rudolf Höss fue comandante de Auschwitz, un soldado gris, un matarife chusco, uno de los personajes más siniestros de la historia moderna. En el diario que le obligaron a escribir los ingleses en su cautiverio, escribe:

“Obsesionado con mi trabajo, no quería dejarme vencer por las dificultades: era demasiado ambicioso para eso. Cada nuevo obstáculo no hacía sino estimular mi afán. Me incumbía el papel de motor infatigable que debía incitar a todo el mundo al trabajo”.

El 2 de abril de 1947 fue condenado a muerte. Días más tarde fue ahorcado en el campo de exterminio que dirigió.

Artículos relacionados:
Un descanso en el trabajo.
Shoah. Se acostumbraron.
Lecturas: Dietrich Bonhoeffer. ‘Resistencia y sumisión’. Rudolf Höss. ‘Yo, comandante de Auschwitz’.

3 comentarios:

Bosco dijo...

ya me pasarás Resistencia y sumisión (pero la X no, la de Bonhoeffer que te regalé). hoy has resucitado a andreoco, pero le tienes que dar más bombo y platillo (de gold). me encantan tus nuevas letras de los enlaces al blog, pero comparte tu arte que ya es hora, no? ;-)

IVAN REGUERA dijo...

Bosco: Andreoco merece un post bueno, hay que hacerlo bien. ANDREOCO, EL REGRESO. NO ESTABA MUERTO, ESTABA DE PARRANDA.

Bosco dijo...

JAJAJJA...Tú date tiempo, que igual con reeditar, te vale.