lunes, noviembre 10, 2008

LA QUE SE AVECINA

Los Supertramp cantaban aquello de “¿Crisis?, ¿qué crisis?” El sábado por la mañana, mientras mi presidente y su séquito intentaban confirmar si se sentaba o no en la silla del francés en la cumbre mundial, paseaba por el barrio madrileño de Tetuán. ZP quería estar sentado, algo que sabe hacer con diligencia. Lo demostró, en unos de sus gestitos pueriles, frente a la bandera norteamericana, en el desfile de las fuerzas armadas.

Lo que vi en Tetuán me pasmó: una fila de ciudadanos, ataviados con amplias bolsas o carritos de la compra, haciendo cola para almacenar productos de primera necesidad frente a lo que parecía una parroquia. Entre ellos, distinguí a señoras de cincuenta años, jóvenes sudamericanas y hasta una musulmana con velo. También vi a algún señor que aparentaba más edad que la que, seguro, tenía y dos críos.

Esto, me dije, debe ser la crisis auténtica, nada que ver con la que describen los tertulianos en los media. Esto es lo que nuestro líder -“me pongo de pie, me vuelvo a sentar”- estuvo negando durante meses. Solbes ganó el debate televisivo ante Pizarro, que pintó un panorama desolador. Ahora, españolitos, vamos a pagar habernos creído a ese bolero. A joderse. El panorama está aquí mientras ZP se entretiene con el juego de las sillas.

The Guardian (http://www.guardianweekly.co.uk/) ha avisado ya de las cinco posibles versiones de la demoledora crisis a la que nos enfrentamos. Son las siguientes:

Versión del gobierno: Recesión en forma de V. En sólo dos meses, todo volverá a la normalidad. Funcionan los planes de rescate, el FMI nos salva, los tipos de interés bajan y en Navidad la confianza ha vuelto al mundo financiero. A gastar y Merry Christmas.

Versión negra: Cinco años tenebrosos. Los bancos pasan de las nuevas regulaciones. Los políticos no ven alternativa alguna. Miles de empresas se van al carajo.

Versión negra-petróleo: Recesión en forma de W. La OPEP recorta la producción. La inflación se dispara, los intereses suben, los bancos no dan créditos. En esta versión, miles de empresas también la diñan.

Versión deprimente: Recesión en forma de L. Toda una década en tinieblas. La inflación cambia a deflación. Los ciudadanos no pueden hacer frente a sus deudas, convirtiéndose en millones de morosos. EEUU y China se hunden.

Versión apocalíptica: Estalla una nueva guerra en Oriente Medio, lo que hace que el precio del petróleo sea imposible de pagar. Llega la depresión global y los corralitos a Europa. Las calles ya nos son seguras. Se viven escenas de pura miseria. El ejército sale a la calle.

¿Tienen guardada una escopeta en casa? Yo tengo un Winchester. Lo digo por si acaso, que nunca se sabe…

Inspirado en http://paisse.blogspot.com/
Escrito el 8 de noviembre del 2008

8 comentarios:

Dani dijo...

¡Y todo empezó con un disco de Supertramp!, por cierto Iván, ¿recuerdas "Roger y yo" de Michael Moore?, ¿qué estará haciendo ahora este hombre?

IVAN REGUERA dijo...

Dani: La recuerdo con agrado. Y la comenté en un viejo blog.

Ahora Moore está de capa caída. Creo que acabó su luna de miel mediática. Ya no hay Bush en el orizonte.

En España no se estrenó Sicko (sobre el sistema sanitario que ahora Obama dice que va a reformar), ni Captain Mike Across America (una gira sobre su idea de cambio en 60 ciudades).

De lo que prepara ahora no tengo ni idea.

especies dijo...

Efecto en nuestra generación: una panda de nulíparos y borrachos.

IVAN REGUERA dijo...

Especies: Bueno, yo ya era borracho antes de la crisis.

especies dijo...

Y yo, pero eso es porque nos la olíamos venir.

Leo dijo...

Respecto al Big One de Moore, yo también comenté algo en su momento. Y sin que sirva de precedente, por una vez Iván y yo no coincidimos ;-).

Autobombo al canto:
http://www.computer-age.net/cine/the-big-one

Yo particularmente prefiero esta otra:
http://www.computer-age.net/cine/roger-y-yo

Y con respecto a la dichosa crisis, aunque cierto es que la situación está jodida (no se podía esperar menos de Bush, especialista en arruinar todas las empresas que ha dirigido hasta la fecha) yo quiero ser positivo, porque peores que esta ya las ha habido: en 1973 y 1987 / 89 ya se decía más o menos lo mismo sin ir más lejos (todavía me acuerdo que aquellos reportajes atestados de "rednecks" yankis atesorando oro en sus búnkeres). Ocurre que interesa, incluso desde ciertos sectores de la casta gobernante, vender una situación de psicosis con objetivos muy bien definidos, y no hace falta darle muchas vueltas para adivinar cuales. A eso Marilyn Manson lo llamaba "Política de miedo y consumo" en Bowling for Columbine (de nuevo sale a la palestra el tío Moore. Curioso).

Por lo que a mí respecta yo tengo mucha confianza en Obama, un tío mucho más inteligente que el pobre infeliz que tratan de vender integrantes de la derecha más cerril. Tratar de comparar su figura y a su país con "lo de aquí" es poco menos que un insulto comparable a cagarse en sus muertos, los más recientes incluidos... Amos anda.

Y en todo caso, cualquier cosa antes que la Arpía Palin esa ;-).

IVAN REGUERA dijo...

Leo:Me alegra que seas positivo. Nos hará falta gente como tú en el reino del caos.

Ahora en serio: Obama hasta que no haga ALGO me parece vacío. Aunque no dañino, como Bush. Ese es el único CHANGE que veo.

Leo dijo...

IVAN: Está claro que respecto a lo de Obama hay que tomar las cosas de forma prudente. No se trata tampoco de vender el exhacerbado optimismo que muchos han vendido con su elección, dando por sentado que si toma posesión del cargo el próximo 20 de Enero, el día 21 todos viviremos en mansiones y conduciremos un Lexus. Ni tanto ni tan calvo, porque como bien se ha dicho en medios como Libertad Digital TV (sí,la de Losantos, qué pasa), es probable que Obama necesite AÑOS para sacarnos de esta, y puede que no le baste con una sola legislatura.... Pero bueno, al menos ya ha dado pasos en pro de impulsar una situación más optimista de las cosas, que ya es algo. Pero insisto en que necesitará tiempo.