viernes, febrero 13, 2009

Boadella, madrileño

Albert Boadella se estrena como director de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid, proyecto faraónico de doña Esperanza Aguirre. Su sueldo: 100.000 euros anuales. A ver lo que dura. Contaba Boadella en las páginas de El Semanal…

Sobre Cataluña: “He cortado toda relación profesional, cultural y mediática con Cataluña, ya que no contesto a los medios de comunicación catalanes. Es decir, he hecho un corte. Y la verdad es que, desde que lo he hecho, jamás había sido tan feliz. Ha sido una terapia fantástica”.

Sobre Madrid: “Siempre me ha ido mejor. No es nuevo. Por una razón lógica. Ésta es una ciudad plural. Aquí nadie se siente propietario ni representante de este territorio. Es una de las cosas más agradables que tiene esta ciudad. Si una ciudad no tiene esto, es algo insoportable".

Sobre España: “El Estado español debe recuperar competencias como la de Educación. Es inconcebible que la Educación no esté en manos del Estado, por poner un ejemplo. No puede ser que el Estado quede desmembrado. Otra reforma importante es la de la ley electoral. Tampoco puede se que un partido votado por 300 personas tuerza completamente la voluntad de un Estado. Será democrático, sí, pero en todo caso es injusto".

A la pregunta de qué haría si le nombraran president, responde: “Mi primer discurso comenzaría así: ‘Estimados ciudadanos españoles…’. Y de vuelta a Madrid”.

Escrito el domingo 1 de febrero de 2009.

3 comentarios:

Kobol dijo...

Grande Boadella.

Leo dijo...

Pues miren por dónde, los 100.000 € de sueldo para este tío y en ese puesto no me parecen ni mucho menos una exageración. Es más, hasta lo veo un pelín bajo. Debería rondar los 120 o 130.

A quienes les parezca poco, decir que lumbreras del calibre de Esperanza Aguirre - Newman o Gallandón cobran mucho más por currar mucho (pero mucho) menos. Y respecto a la valía intelectual de los interfectos sobran comentarios, creo yo.

Eso sí, que lo cortés no quita lo valiente: la decisión de poner a Boadella al frente del sarao este de los teatros me parece acertada, aún en el supuesto de que sólo se hubiese tomado por sibilinos motivos políticos, para putear a los pérfidos polacos y restregarles en la cara su supina idiotez.

En fin, que ya veremos lo que pasa y lo que da de sí este hombre en el cargo. Para empezar no es el típico artistucho "de izquierdas" colocado en el cargo por los amiguetes, como en el caso de la poetisa esa que estuvo al frente de la Biblioteca Nacional. O el de Ángeles Gozález-Sinde, sin ir más lejos :p.

dani dijo...

Boadella siempre me ha caído bien, sobre todo políticamente; no puedo soportar a gente que salió de Els Joglars, como el pedante actor Eduard Fernández; sin embargo, la solución de la subvención sólo estará bien empleada, según mi criterio, cuando empecemos a ver resultados frescos en la cartelera (por ejemplo, me parece de cachondeo que todavía se esté estrenando "Arte" de Yasmina Reza en Madrid).