miércoles, febrero 25, 2009

El héroe guipuzcoano

El vecino de Lazkao acusado de atacar con una maza la herriko taberna de esta localidad ha quedado en libertad. Según el departamento vasco de Interior, el arrestado ha sido acusado de los daños provocados en la sede y está a la espera de pasar a disposición judicial.

El llamado, en blogs y foros, como "el heroe guipuzcoano" ya es objeto de pancartas en su pueblo. Dicen: "Te van a caer 8 años" y "Agresor fascista". Hay que tenerlos cuadrados...

Se ha creado una plataforma con cuenta bancaria para recibir donativos para este hombre:
Banco Sabadell - Sabadell Atlantico - Caixa - Banco Herrero
Número de Cuenta: 0081 - 5299 - 85- 0006079413

Los responsables se comprometen a:
1. Ponerse en contacto con la Ertzaintza para que si no quieren facilitar los datos, sean ellos quienes le entreguen el dinero recaudado.
2. Facilitar una copia de los movimientos de la cuenta para demostrar que todo el dinero recogido va para esta persona.
3. Si alguien de manera oficial le requiere para demostrar que esto es cierto, o lo que sea necesario, no tiene ningún problema en ello.


Si dudamos, como es lógico, tenemos un correo: JusticieroLazkao@gmail.com
Podemos colaborar con lo que podamos. Yo voy a hacerlo.

BLOG RELACIONADO: PINCHA AQUÍ.

10 comentarios:

lys dijo...

He pinchado y he leído todo lo relacionado con D.Emilio, hay que tener agallas para enfrentarse él solito a esos matarifes de ETA.

No soy seguidora del "ojo por ojo y diente por diente" pero esto ya hace tiempo que clama al cielo, o a la garrota de alguien.

Te dejo un beso. Anoto.

israel yojimbo nava dijo...

Una explosión humana que más de uno le gustaría o desearía tener. Este tío se puede convertir en un icono, si no lo es ya, de lo que deberían hacer los del Gobiernillo, pero en vez de maza, poli y juzgados...

En fin, que espero que este hombre sea un reclamo como Díez lo es para los votantes decepcionados con lo establecido...

Manuel G. dijo...

La interpretación de esto se ha llevado a la idea del ojo por ojo, y esto no me parece correcto.

Primero, el chaval lo que ha hecho ha sido jugarse la vida a partir de ahora por un acto, que bien, es destrozar 4 cosas, pero más que nada es algo simbólico.

Segundo, no ha puesto en riesgo la vida de nadie, no ha sido violencia indiscriminada, ni los daños son enormes, son muy puntuales.

Tercero, ¿cómo va a ser ojo por ojo, si los otros ponen bombas, poniendo en riesgo vidas, y este rompe con un mazo los cristales y el grifo de la ceveza?.

Cuarto, es de una valentía increible, porque por hacer algo más bien simbólico, de protesta,, a cambio se juega la vida a partir de ahora. Frente a la cobardía de los terroristas que cometen sus actos sin dar la cara.

Quinto, los etarras saben que nadie los va a matar si son capturados, pero este chaval sabe que si pueden lo matan, y que aemás se tendrá que ir del País Vasco.

Así que yo no creo que esto sea ojo por ojo, ni violencia ciega, es más bien como lo del zapato contra Bush; es una minucia sobre todo simbólica y contestataria, infinitamente más simbólica, de oponerse al terror, que un daño real. Un acto pequeño, pero de enormes consecuencias para él.

Tirarle una tarta a un ministro o un zapato a Bush, aún siendo una protesta, implica más violencia contra personas que lo que ha hecho este hombre.

Yo lo veo como una protesta. No se puede comparar en absoluto con una bomba, la guerilla urbana, o un acto terrorista.

No se puede caer en la trampa de equipararlas, como quieren los batasunos.

Manuel G. dijo...

Por otro lado, yo no me fiaría de esa cuenta. Mejor esperar.

Awake at last dijo...

Pues yo creo que si de verdad quería hacerlo, debería asumir la parte civil (pagar los daños materiales), si haces algo, debe ser con todas las consecuencias. Y ojo, que entiendo perfectamente que lo haya hecho, pero si cada uno se tomara la justicia por su mano, no durábamos ni dos días.

Mks.

Manuel G. dijo...

Si yo fuera este chaval y realmente me quisiera tomar la justicia por mi mano, lo que hubiera hecho sería quemarle en secreto la casa al lider de batasuna en su pueblo, por ejemplo.

Pero romper unos cristales y un mobiliario con una maza,a la vista de todos, es simplemente un desafio, y decir, estoy aquí, sois unos cabrones, y los culpables.

Como lo ha hecho, tiene más que ver con la resistencia pasiva o con quemarse a lo bonzo (porque el chaval va a pagarlo caro, para empezar, tendrá que emigrar), que con el ojo por ojo.

Gandi sabía que sacrificarse tenía muchas más fuerza.

Yo sigo viéndolo como algo simbólico. Y me parece que lo que realmente le hace daño a Batasuna es el hecho de que alguien les desafie, y les señale, no que les rompan los cristales.

Por no hablar de la que se ha liado en los medios. Ya les ha hecho infinitamente más daño, sacrificándose por mucha gente que piensa lo mismo.

Si quema una casa a escondidas hubiera sido verdaderamente ese ojo por ojo y no hubiera tenido apenas efecto social.

Strelnikov dijo...

Con todos mis respetos, disiento de Manuel G. en un punto: cuando afirma que se trata de un acto simbólico, porque eso da a entender que el acto era algo preparado de antemano con esa intención simbólica (como el lanzamiento de zapatos del periodista iraquí con el que él lo compara). Los actos simbólicos no pueden, por definición, ser explosiones de emoción, aunque traten de escenificar rabia. En caso contrario, ya no son simbólicos, sino simplemente genuinos. En cambio, yo me inclino a creer que Emilio Gutiérrez buscó un desahogo y lo encontró, porque pudieron más en él la rabia y la indignación contra estos matones que el miedo cotidiano y (cuasi)unánime. Es decir, tiene toda la apariencia de un acto genuino. Si lo que Manuel G entiende por carácter simbólico del acto se refiere a su carácter incruento, a su desproporción con respecto a todo el mal que han hecho y hacen ETA y sus acólitos, y a los medios que utilizan; entonces no tengo nada que objetar. De hecho, la respuesta de Emilio ha sido, objetiva y materialmente, insignificante (de ahí su patetismo), pero de una gran trascendencia en el plano simbólico (de ahí la simpatía que ha atraído sobre sí). Concluyendo: el acto no fue simbólico, sino 100% sincero y genuino; sin embargo trasciende como símbolo. Espero que se sepa captar la diferencia. No es baladí.

Es interesante el comentario de Arcadi Espada en El Mundo Por Dentro sobre la acogida por parte de la sociedad en foros y blogosfera del acto de Emilio. Dice literalmente: La simpatía revienta las costuras morales y los esfuerzos por contenerla resultan un espectáculo entretenidísimo. (...) Nadie describe la inmensa e íntima satisfacción (como de western protagonizado por James Stewart) que ha sentido viendo esas imágenes justicieras, pero sin sangre. Nadie y yo el primer nadie. Cuando tan fácil era decir: "Está mal pero me ha parecido muy bien".

¿Recordáis cuando Paco Rabal ahorca a Juan Diego en Los Santos Inocentes? ¿Sabéis que en su estreno en Cannes esa escena arrancó un aplauso generalizado del exquisito público del festival?

Y eso que Emilio no ha matado a nadie.

Manuel G. dijo...

Strelnikov, claro que tiene ese origen en la rabia y en el desahogo, pero también pensado y ritualizado; sigo pensando que en gran parte se trata de que el tipo más que hacer daño material o desahogar la agresividad lo que busca es decir: "aquí estoy, yo me opongo y me enfrento a estos terroristas".

Emilio tiene en todo momento una actitud de sacrificio, de llevar a cabo un gesto casi insignificante por el que luego le van a machacar la vida, de entregarse inmediatamente, de romper cuatro cristales, simplemente para decir..."mira lo que hago". No para decir, "os he jodido los cristales y el grifo de la cerveza".

Es como decirle NO al señor feudal, con todas las consecuencias y represalias que eso conlleva. Simplemente para poner en cuestión su derecho absoluto de mando. Veo actitud de sacrificio.

Luego además, por otras razones, ha trascendido muchísimo. Pero yo creo que sí funciona desde un príncipio ese acto simbólico de oposición.

Leo dijo...

El mundo al revés: Efectivamente, ayer los de LD TV anunciaban que este tío ya ha tenido que poner tierra de por medio, teniendo que marcharse a la otra punta del país, a Alicante. Y mientras, los que ya sabemos organizando "manifas" y acusando al macero de "fascista". Tócate los piés.

Para mí el problema se resume de una forma mucho más sencilla que viéndolo todo como una cuestión de simbolismos. El problema es que el macero fue UNO. Si en lugar de ser UNO hubiesen sido CIEN o MIL tíos los que se presentan allí, ya veríamos si los hijos de puta éstos, alcalde cobarde, cómplice y miserable incluído habrían tenido pelotas para alzar la voz. El problema es que en Euskal Herría hay todavía demasiado miedo a recibir un balazo en la cabeza por atreverse a alzar la voz: mejor callarse y "mejor a tí que mí" que eso... Y mientras todo siga así nada hay que hacer :-(.

Y cuidadín con los de las cuentas de ayuda: en la propial LD TV aprovechaban anoche para denunciar a los listos que por Internet han abierto blogs y foros para recaudar fondos con los que ayudar a este hombre, muchos de los cuales no son más que un bulo. El grupo Vocento anunció que pretende abrir una cuenta "oficial" para pagar un abogado y las costas del juicio, siempre que el denunciado lo acepte. Pero de momento no hay ningún comentario oficial al respecto, así que cuidadín ;-).

IVAN REGUERA dijo...

Leo: Estoy contigo en que hay que esperar un poco al tema de la cuenta.

Manuel G y Strelnikov: Interesante e intenso debate. Gracias.