miércoles, febrero 04, 2009

Fin del culebrón Wyoming

Para el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el señor Fernando González Urbaneja, la broma del Pequeño (antes Gran) Wyoming supone un "empleo de la trampa y el engaño". Cuando se enteró de que la posible afectada por las vejaciones era una becaria, la APM se interesó para salir en su defensa si era preciso. A ellos también les engañó.

Urbaneja repartió contra laSexta e Intereconomía, acusando a las dos cadenas de “enorme ignorancia de las reglas de este oficio".
Para Urbaneja "no se puede engañar a la gente. Lo que han hecho en este caso unos y otros es muy triste. Esto no revela más que el estado deplorable en que está la profesión en estos momentos, y con comportamientos así sólo se entra en una dinámica que conduce al desprestigio de todos. En las redacciones no hay mecanismos de alerta, porque alguien puede imaginar algún desatino, pero debe haber siempre quien lo pare".

Hay algún insustancial que se ha metido con Urbaneja porque confunde humor con periodismo... No. Repetimos: la APM se interesó para salir en defensa de la becaria, porque Wyoming ENGAÑÓ a la gente. Chapó por Urbaneja.

7 comentarios:

israel yojimbo nava dijo...

Desde luego, si este señor significara algo para los periodistas que se autodenominan como tales (entre ell@s, la morritos co-presentadora de Guayomin), se les debería caer la cara de vergüenza.

Pero como no la tienen, pues este señor institucionaliza el capón necesario a los necios de la Sexta.

IVAN REGUERA dijo...

Israe: Sí, la chica china se hace llamar periodista, efectivamente. Cuando quieren son humoristas y cuando no son periodistas.

Para mí esto del Pequeño Wyoming está cerrado con la aparición de este hombre en escena. Por cierto, recuerdo a Urbaneja en Viva la gente de la tarde, de Miguel Ángel García Juez, en Antena 3 Radio. Qué tiempos aquellos...

Leo dijo...

A mí el que me viene a la memoria en estos tristes momentos es Manuel Martín Ferrand. Creo que no hace falta decir nada más.

La "profesión" peridística empieza a recordar cada día más a nuestro cine, y no solo en España. Se trata de algo tan absolutamente desprestigiado que, al paso que vamos, ya nadie podrá recuperar su credibilidad ante la opinión pública. Cada día son más lo que relacionan la palabra "periodista" con la chusma del Tomate, o con tipejos como el impresentable periodista amarillo que interpretó el gran Wllliam Atterthon en "Jungla de Cristal" y "La Jungla 2", gente capaz de cualquier cosa en pro de la (o más bien de "su") libertad de expresión.

Y yo que de pequeño soñaba con estudiar periodismo y parecerme a los tíos que destaaron en Watergate... Ni que decir tiene que nunca me he arrepentido de cambiar de carrera, desde luego.

IVAN REGUERA dijo...

Leo: Decidiste no currar, como Jack Lemmon en Primera Plana, “robando a las madres fotos de las hijas violadas” o haciendo reportajes “que sirven para envolver un periquito muerto”. “Yo no quiero acabar como acabaréis vosotros, corrigiendo pruebas”...

De todas maneras, es verdad que Wyoming no es un periodista. Es un humorista que no tiene ni puta gracia.

Natxoman dijo...

Me parece una jugada maestra por parte de La sexta. A nivel publicitario es genial, no me parece inmoral. Evidencia lo facil y cutre que es colar videos falsos. Pone de manifiesto la tangana que son los medios de comunicación. Ese señor tiene cosas más serias de las que preocuparse y no salen tanto a la palestra.

Bosco Palacios dijo...

Estoy con Natxoman A MUERTE

IVAN REGUERA dijo...

Bosco: Cría cuervos...