martes, mayo 10, 2005

El cojón izquierdo


La noticia ya la conoce todo el mundo: la princesa periodista tiene un hijo del príncipe parásito en su vientre. Toda la carroñera prensa televisiva se volcó en “especiales” que repasaban la noticia pero también el estilo de vestir de la señora (que si colores, que si tendencias, que si modistos… toda esa basura, ya saben). También se tiró al hondo pozo de la nadería la pusilánime prensa escrita, preocupada por la descendencia y la posibilidad de que una tía sea reina en vez de preocuparse por otros problemas mucho más graves de este país.

Hasta el ex comunista y hoy sociata Diego López Garrido dijo ayer en 59 Segundos que la noticia era “muy positiva” para todos. Yo es que me partía la caja torácica al oírlo. Entre todos los invitados de tan libre y ecuánime programa NADIE tuvo los redaños de decir algo en contra de los príncipes felices. También en Crónicas hubo “debate” gritón al respecto y quién sabe en cuántas teles, emisoras y foros más.

Ante todo esto me encuentro muy extraño otra vez, porque a mí que esta señora tenga un hijo, una hija o un botafumeiro me importa un cojón. El cojón izquierdo, más concretamente. Pero, en fin, así están las cosas.