martes, junio 07, 2005

Lagarto, lagarto




NOTICIÓN: Según informa El correo, se está gestando el regreso de V, la mítica serie televisiva de aquellos maravillosos ochenta. Ya, los actores (excepto algunos como Robert -Freddy Kruegger- Englund) eran más bien chungos, los efectos lastimosos y las tramas culebronescas, pero cómo molaba y cuánto me enganché yo a Diana y sus secuaces.

La estética (en trajes, banderas, naves…) neonazi de los malos fue una idea infalible, yo personalmente hice los cromos y compré decenas de revistas Tele Indiscreta por las pegatinas que cubrían mi inútil portafolios. Lo que no llegué es a disfrazarme de invasor en carnaval o a hacerme adicto a las gominotas con forma de rata, plato favorito (junto al ser humano al txilindrón) de los alienígenas con piel de lagarto.

Estamos avisados: “V, la nueva generación” llegará algún día a la tele.

5 comentarios:

Nepomuk dijo...

Bueno...pero sin las malas cardadas y con rimmel de Margaret Astor ya no será lo mismo, hombre...

Mira las nuevas Ángeles de Charlie que son para mear y no echar gota. Si es que el lúrex ya no es lo que era...cagüentó...

IVÁN REGUERA dijo...

JODER NEPO, ERES UN BAJÓN!

Leo dijo...

La verdad es que esta serie era bastante cutre. La veo ahora y no acabo de entender cómo era posible que me gustase entonces, de tan ultracutre que me parece. Eso sí, no deja de tener su encanto y te echas unas risas, como cuando me veo alguno d elos capítulos de El Equipo A que tengo aun grabados por ahí (otra serie que emana caspa a raudales, vista hoy en día). Yo también era talifán de V, y me hice varias colecciones de cromos sobre la serie y videojuegos varios (bastante cutres por lo general). Pero no llegué a disfrazarme de bicho :p

IVÁN REGUERA dijo...

El coche fantástico, V, A Team... las ves ahora y te mueres, por eso lo mejor es no verlas y mantenerlas en la memoria tal y como las recuerdas. Pura nostalgia, vamos.

leo dijo...

Completamente de acuerdo. Lo que ocurre es que yo las veo por cachondeo, más que nada, pero sí es cierto que esa nostalgia y por aquellas cosas que te parecían tan buenas, pues como que se pierde, vamos.Aunque a mí me da igual, y por ejemplo a Anibal y cía les sigo teniendo tanto cariño como antaño :)