jueves, abril 14, 2005

VIVIENDA en montaña sagrada

Agencia de Meteorología de Japón ha escrito: “Se busca inquilino al que le gusten las alturas y la soledad. Se ofrece vivienda en montaña sagrada”. Lo que necesitan es ocupantes para una casa de su propiedad -los últimos meteorólogos se marcharon porque su trabajo fue sustituido por satélites- en la cima de Monte Fuji, la cumbre más alta de Japón (3.776 metros de altura), lugar sagrado del sintoísmo y en realidad un volcán inactivo cuya última erupción ocurrió en 1707. La casa ha quedado vacía y su mantenimiento requiere de 930.000 dólares anuales que la agencia dice no tener, o sea: necesitan una empresa o algún excéntrico con pasta para desplazarse hasta la isla Honshú y vivir allí. Si no... será demolida. El representante de la casa explicó que la vivienda sería ideal para los "cazadores de estrellas" y otros aficionados a la astronomía. Aquí hay una película o una novela, no me fastidien…